martes, febrero 06, 2007

El fútbol sin ti.



Acabamos de vivir un fin de semana vergonzante en el que el fútbol se ha metido por méritos propios en las crónicas de sucesos. En Sicilia, un policía ha sido asesinado a las puertas de un estadio en medio de unas revueltas criminales y unas imágenes aterradoras.
Acaso lo más preocupante no sea que esto pueda llegar a suceder en torno a un partido de fútbol, sino que no constituye un hecho aislado, sino la continuación de una violencia creciente e inflamada de la que algunos avisaban con los ojos preocupados y ahora todos temen con el alma encogida.

Muchas veces hemos comentado que el fútbol es un espejo que nos devuelve la imagen de nuestra sociedad a fragmentos muchas veces distorsionados; no nos confundamos: el espejo no es quien distorsiona, somos todos los que formamos esa sociedad. Por eso, la explicación de que la violencia existe en el mundo y el fútbol no puede escapar a ello no vale en este caso.
En Argentina, las "barras bravas" controlan buena parte de la adjudicación de entradas, extorsionan a los dirigentes e incluso a los jugadores, obligándoles a perder según se perjudique o no a otros criminales rivales; en Palermo, los Warriors organizan batidas para asaltar y linchar a aficionados rivales y policías, dominan su Curva del Renzo Barbera cobrando una tasa a todo el que se decide a ver un partido desde allí y se cree que se financian con el tráfico de drogas; en Holanda y en Alemania, grupos ultras y neonazis tienen prohibido, bajo amenazas, a sus clubes fichar jugadores de raza negra o religión judía, ... Y así podríamos seguir durante un buen rato.
Esto no es simple violencia, es crimen organizado, Mafia con mayúsculas que sigue echando raíces en nuestro despreocupado fútbol.
Siempre es recomendable escarbar más allá de un hecho concreto y fijarse tanto en lo que vamos descubriendo como en los restos que quedan en la uña.

Pero además, concretamente en Italia, sigue suspendido el fútbol, y se van a adoptar medidas que irán desde prohibir los viajes organizados hasta decretar la puerta cerrada en algunos campos. Pagan justos por pecadores o, lo que es lo mismo, se aleja a la gente del fútbol.
Como este deporte creció tanto, tras su conversión en fenómeno de masas, desapareció el sentimiento del corazón de los jugadores; las urgencias del resultado inmediato y el pragmatismo social imperante alejaron al fútbol de la pelota. Ahora, la incapacidad de unos y la bajeza moral de otros empiezan a alejarlo de la gente. Este mundo sigue perdiendo contacto con sus bases elementales. ¿A qué estamos jugando?


Fotos: Yahoo, Getty Images

Etiquetas:

15 Comments:

At 6:32 p. m., Blogger Csai D. said...

A mi me parece que las medidas que ha tomado la justicia italiana son un buen comienzo para reeducar a la afición. Inglaterra es un ejemplo de lo que debe ser el fútbol: una fiesta. Salvo los indeseables que están en todas partes, Inglaterra ha sabido redescubrirse para ofrecer un ambiente más seguro en lo estadios.

Yo prohibiría, eso sí, el ingreso al estadio de gente que haya consumido alcohol en exceso.

 
At 6:45 p. m., Anonymous la quinta del buitre said...

@ piterino

Pedro, lo primero de todo decirte, que no puedo comentar con mi usuario. Bien, yo, al igual que csai d. prohibiría la entradas a los estadios de aficionados que hubieran consumido alcohol. Pero lo de Italia, desde hace tiempo no más que llamarme la atención. Paolo Di Canio haciendo gestos fascistas, y lo mezclada que está la política en las aficiones de los equipos, lease Livorno o Catania. Además, pancartas racistas, no sé, pero como ya dije en mi post del lunes, la actitud de afición y dirigentes del calcio se está cargando la que antaño fue la mejor liga del mundo


Un abrazo

 
At 1:56 a. m., Blogger Rodrigo Marciel said...

esto pasa en brasil o argentina y pasamos del tema, hay que concienciarse ya y echar a los ultras que estan financiados por los clubes

 
At 12:58 p. m., Blogger Manu ™ said...

que grande pedro! esto lo tenia que leer mucha gente

 
At 1:49 p. m., Blogger Jose David Lopez said...

Italia ni ha tenido, ni va a tener, salvo medidas drásticas, seriedad contra la violencia. No es un hecho grave para ellos lo acontecido, estoy seguro que si, como se ha demostrado, hay drogas, mafia, menores...se llega a producir en Inglaterra, y el fútbol desaparece hasta el año próximo.

La política, es, en Italia, el modus operanti perfecto para ek fútbol. Además, y esto vale como crítica, los estadios merecen ser remodelados cas en su totalidad.

 
At 3:09 p. m., Blogger Elías said...

estimado amigo Pedro:

Que una supuesta pasión por el fútbol se haya podido llevar por medio la vida de un policía no es razonable.

Hemos hablado aquí muchas veces de que en un estadio, las emociones estallan, y vemos a auténticos seres respetables escupiendo palabras de insultos e infamias hacia ya sea contra el equipo contrario, el árbitro o incluso su propio equipo.

Ya sabes que yo estoy en contra de todo eso, y qué decir de lo que ha pasado en Italia. Es un problema de raíz, de educación, de que todo el mundo en muchos países fomentan este tipo de actuaciones.

Vemos como normal como ultras actúan de forma violenta, como entran con vengalas a los estadios, como apedrean autobuses y forman auténticas barricadas en las calles.

Una cosa es pasión, y otra cosa es desequilibrio mental. Creo que hay mucho de lo último en el fútbol de hoy en día.

Un abrazo y genial artículo Pedro.

 
At 4:05 p. m., Blogger hoeman said...

Ostias, no tenía ni idea de muchas d elas cosas que comentas... lamentable, deberían intervenir la ley ya.

Gran reflexión, siempre ocurre lo mismo: justos por pecadores.

 
At 6:11 p. m., Blogger piterino said...

@csai d.
Totalmente de acuerdo. Inglaterra, con una fama tan extendida a causa de sus "hooligans" es, desde hace tiempo, el ejemplo perfecto de cómo vivir una pasión de forma desaforada sin perder las formas y la educación (y ahora espero que no pase nada allí para que no me tenga que "tragar" esto...).

@la quinta del buitre
El fútbol en Italia está muy politizado, mucho más que aquí (por ahora, y afortunadamente); los enfrentamientos entre Lazio (equipo por antonomasia de la ultraderecha) y Livorno (su homólogo en la izquierda extrema) son siempre tensos, violentos, y con un clima insoportable en todos lados.
Y Di Canio recordando el saludo fascista, con Lucarelli replicando puño cerrado en alto frente a la curva más radical del Stadio Olimpico... Una pena.

@rodrigo marciel
Sí, en Brasil hubo una batalla campal el otro día tremenda ...

@manu
Gracias!

@jose david lopez
Los ingleses, como en tantas cosas, son ejemplares en las sanciones; no pasan ni media porque saben lo que hay en juego.

@elías
Es que los ejemplos son diarios; anteayer se conocía que el presidente y el director general del Borussia M`Gladbach han recibido amenazas de muerte, igual que Heynckes, que era el entrenador hasta que la semana pasada no pudo más y dimitió.

@hoeman
Es que es tremendo, en serio, y ejemplos, como digo, los tenemos a decenas cada semana.

 
At 1:26 p. m., Blogger shojan fitzgerald cruyff said...

Excelente artículo, Piter. A quien quiera profundizar, le recomiendo este artículo, en especial el párrafo "EL FUTBOL Y LA GUERRA MATERIALIZADA".

Un saludo

A ver si la próxima vez llego a tiempo...

 
At 3:39 p. m., Anonymous shojan fitzgerald cruyff said...

He encontrado este otro que también es un ladrillo, pero harto interesante. Los dos hacen hincapié en el origen antropológico del problema.

'...alejaron al fútbol de la pelota.' Genial. Incluso dicho al revés.

Tampoco he podido postear con mi usuario.

 
At 7:01 p. m., Blogger Paco Casal said...

Los italianos siempre estan en todos los problemas, de violencia y de problemas de arreglos de los juegos. La violencia no tiene fin.

Lo que hay que hacer es llevar hinchas, y apuntarlos con metralladoras mientras ven el juego, asi no joden mas!

Saludos Pitercapo!

 
At 1:12 p. m., Anonymous salanova said...

Totalmente de acuerdo.
Saludos!!

 
At 1:46 p. m., Blogger Javi said...

Es increibe la realación q

 
At 1:47 p. m., Blogger Javi said...

Es increible la relacion que existe en Italia entre el futbol y la politica. Lamentable lo que ha pasado.

 
At 1:55 p. m., Anonymous sanxenxo said...

La verdad es que en Italia los estadios estan desfasados, nada en comparacion a los estadios de la Premier. Una forma de controlar a los tifossi sería reformando lo estadios y mejorandolos.

 

Publicar un comentario

<< Home