jueves, enero 18, 2007

Un convencimiento.


El fútbol tiene un único fin inmediato: ganar. Los objetivos siempre son agregados, pero nadie puede hacer nada más aparte de jugar partido a partido y tratar de ganarlos. Esta diferencia práctica entre fin y objetivos confunde a muchos, sobre todo en lo que al éxito y al concepto del buen fútbol se refiere. Así que los conformistas, los optimistas y los pragmáticos se conforman en el análisis día a día (o partido a partido), y los soñadores, los románticos y los imperialistas siempre irán más allá y relativizan los resultados puntuales en función de las sensaciones futbolísticas. Todo es cuestión de posicionarse.

Sabedores de esta diferencia, muchos entrenadores prostituyen el lenguaje, haciéndose acreedores de una supuesta etiqueta de ganadores natos. Se les reconoce rápido porque no se les cae de la boca la palabra "ganar" y sólo en contadas ocasiones hablan de fútbol puro. Hay una frase muy común: "A mí me gusta ganar hasta a las canicas"; a éstos Valdano, con su fino ingenio, solía reconocerles que se distinguían claramente de aquéllos a los que les gusta perder a las canicas.

El caso es que, más allá de fines y objetivos, de partidos y proyectos, en la mayoría de casos llevamos el debate a la eterna tensión entre vencer y convencer, cayendo nuevamente en un error. Porque en fútbol sólo se puede vencer sin convencer una batalla; las guerras no entienden de estas discusiones. Y porque se debe tener claro si, además de querer permanecer para siempre en los libros de historia futbolística, se quiere vivir eternamente en el corazón del aficionado, y a éste sólo se le convence de una forma: jugando bien al fútbol.
Volviendo a los entrenadores parlanchines: retorcer las palabras y exprimir las frases para sacar un discurso interesado es relativamente sencillo; pero retorcer las variantes y exprimir un equipo hasta obtener buen fútbol ya es otro cantar ...


Foto: Deportista Digital

14 Comments:

At 1:54 p. m., Blogger hoeman said...

Genial la última frase. Entrenadores que hagan lo segundo se pueden contar con los dedos de una (o a lo sumo dos) manos...

De nuevo pienso qe en el equilibrio está la clave, no hay que mirar demasiad a corto o a largo plazo sin olvidarnos del medio plazo. Y hay que planificar posibles imprevistos.

 
At 4:24 p. m., Anonymous daniel arias said...

PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS PLAS
Solo me queda aplaudir. Firmo 100% lo que dices. No he de añadir nada.
Como ves el mundial de Handbol par aEspaña? Yo apuesta por los Alemanes, que co nel`público a favor ganarán.

 
At 8:32 p. m., Blogger shojan fitzgerald cruyff said...

Ovación y vuelta al ruedo.
Muy buen enfoque, sobre todo para quien como yo se confiese romántico. Qué mal lo pasé en la etapa en la que no hacían más que vendernos humo. Pan para hoy, hambre para mañana.

Un saludo (desde los medios)

 
At 1:26 a. m., Blogger piterino said...

@hoeman
Está claro, al final el equilibrio reside en casi todas las facetas del juego.

@daniel arias
Muchas gracias!
Pues la verdad es que de balonmano entiendo poco, cuando era pequeño lo veía más, pero ni lo sigo mucho ni entiendo, así que mi opinión tiene un fundamento escaso.
Un saludo!

@shojan cruyff
Gracias!
Yo me confieso romántico también, de todas todas. Y el día en que el fútbol no me deje vivirlo desde mi romanticismo, lo seguiré, pero de otra forma. Seguro.
Un saludo!

 
At 1:50 a. m., Blogger Paco Casal said...

Otro gran post de Piter che! mierda, ya me estoy cansando de decir lo grosso que sos guacho!

Igual, poniendo la foto de Capello en este post significa a quien va mas o menos el post, no?

Le digo algo: conoce Ramon Diaz? el es parlanchin, juega bien y aveces gana, por eso lo quieren en River...

Saludos Pitercapo!

 
At 12:03 p. m., Blogger La quinta del Buitre said...

@ piterino

El artículo en si es una pasada vale. Y te hago una pregunta (varias),¿te sorprendió a ti el Arsenal que llegó a la final de la champions el año pasado?,¿esperabas un equipo tan equilibrado entrenado por Wenger en el apartado defensivo?,¿no crees que en la vuelta de semifinales en el Madrigal parecía más un equipo de Capello, Lippi o Trappatoni?,¿no crees que por ser Wenger, no se le criticó dicho planteamiento en Castellón (Vila-ral)?, ¿no ponemos una etiqueta a un técnico y ya no se la cambiamos?


Un abrazo

 
At 3:05 p. m., Blogger Martí Perarnau said...

Excelentes los tres últimos post que has escrito. Un placer leerte. Gracias.

 
At 3:28 p. m., Blogger piterino said...

@paco casal
Jeje, sí, claro que conozco a Ramón Díaz. A ver qué tal lo hace en San Lorenzo, por ahora se queda el "Pocho" Lavezzi.
Saludos capo!

@la quinta del buitre
No sé si tu réplica viene por haber puesto la foto de Capello. Si es así, te diré que incluyo a Fabio en alguna característica que critico en el post, pero no por su propio discurso, sino por lo que muchos han escrito sobre él. Capello me parece un gran entrenador, su currículo ahí está.
Dicho esto, y respondiendo a tu pregunta, sí, me sorprendió el rendimiento del Arsenal, creo que como a todo el mundo. Aunque los planteamientos de Wenger no me sorprendieron: utiliza frecuentemente esa táctica en partidos duros o en los que no se siente superior en la misma Premier.
Por último, es verdad, muchas veces ponemos etiquetas y nos echamos a dormir, pensando que ya conocemos a fondo a un entrenador y, con él, a su equipo. Y eso critico precisamente en este post.
Gracias por opinar y por tu punto de vista siempre interesante.
Un saludo, Andrés!

@martí perarnau
Muchas gracias. Que toda una referencia como tú diga eso es un halago enorme.
Un saludo!

 
At 8:31 p. m., Blogger zaragocista said...

Nivelazo el que alcanzas dia a dia Piterino.

Yo, igual que Hoeman me quedo con la palabra equilibrio en todos los aspectos del juego. Y los banquillos incluidos obviamente.

Saludos.

 
At 7:31 p. m., Blogger Jose David Lopez said...

Muy bueno el post Piterino. Enhorabuena.

 
At 7:03 p. m., Blogger Mac Giver said...

Es verdad q lo único q sirve es ganar. Pero si nos quedamos sólo con esto, vamos a seguir viendo partidos tan malos como los que vimos en el último Mundial.

 
At 5:41 a. m., Blogger Csai D. said...

Pues aparte de ser culesexual, me considero un soñador, pero infortunadamente soy un pragmático a la hora de analizar los vaivenes del Barça.

Sobre el post... Parlanchines los hay, pero la prensa a veces manipula la imagen de estos que a vces criticamos tanto.

 
At 2:38 p. m., Blogger Ignasi Noguer said...

Se puede ganar sin convencer, pero dificilmente convencerás sin ganar. Algunos nos quedamos con la Naranja Mecánica subcampeona del Mundo en 1974 y 1978. Otros se quedarán con el estilo Capello, con el todo vale, con el fin justificando a los medios. La lástima es que en el fútbol, como en otras muchas situaciones de la vida, se puede triunfar cogiendo el atajo, pues para muchos no importa el camino, sino el llegar a la meta primero.

Saludos, y felicidades por el post.

 
At 6:51 p. m., Blogger piterino said...

@zaragocista
Gracias!
Equilibrio, qué palabra tan vital...

@jose david lopez
Muchas gracias! Un saludo!

@macgiver
El fútbol de hoy es así, una pena, es lo que tenemos.

@csai d.
Es fundamental mantener ese carácter soñador, ese romanticismo. Uno puede ser pragmático en muchas cosas, y no empece a que predomine en él una visión distinta del fútbo.
Un saludo!

@ignasi noguer
Gracias!Yo sólo sigo una cosa: !Qué grande es el fútbol, que se puede jugar de tantas maneras, que contiene tantos fines y objetivos en sí mismos, y que da lugar a tantas discusiones y de tipo tan diverso!
Un saludo, Ignasevich!

 

Publicar un comentario

<< Home