domingo, diciembre 10, 2006

El fútbol por fuera y la explosión por dentro.


En un fútbol que cada vez se atasca más por el medio, los equipos que buscan abrir el campo en abanico en la generación del peligro y cerrarlo a la inversa en el susto final son, a la vez, un equipo con recursos y un soplo de aire fresco. En los tiempos del doble pivote, hacer cosquillas por un lado, y en la época de la rigidez y el juego sin balón, la flexibilidad eléctrica del fútbol en banda y la pelota al pie. Lo cierto es que reconforta ver aún muestras de equipos que huyen de los atascos de la pizarra y de las urgencias de la zona ancha al iniciar la jugada de ataque.

El ojo menos cualificado siempre buscará detalles y duelos individuales que pueda entender y apreciar mejor que los partidos en su conjunto, con una amplitud de variables (y de cosas que pasan al mismo tiempo) que, realmente, se pueden hacer inentendibles. Por eso, un mano a mano entre un extremo y un lateral en un costado del campo activa nuestros impulsos primitivos porque percibimos el duelo de principio a fin y sentimos la excitación de todo el verde que puede quedar por delante y todo el adversario que puede quedar detrás con el orgullo vencido.

En verdad, el uno contra uno es lo más primitivo del fútbol, lo primero que ensayan una y otra vez dos niños; y ver reflejado el aspecto de la calle en este juego tan alejado por desgracia de ella nos trae a todos recuerdos a la memoria de grandes gestas personales en un parque o ayudados de una pared, la más sincera de las amistades que uno puede hacer al asociarse pues no se cansa de devolverte la pelota alí donde la necesitas.
Ese nervio contenido que sienten los dos rivales con el balón de testigo de cargo y juez supremo se traspasa al espectador, como el de un recortador que espera con el corazón boquiabierto al toro.

Más allá de cuestiones formales, en el mundo de relaciones afectivas que supone el fútbol, hay muchas maneras de vibrar, alguna menos de emocionarse, pero sólo existe una forma de orgasmo colectivo: el gol. Y cuando éste procede de una seducción hacia un costado, un desnudo en la banda y un remate sin pensarlo penetrando por el centro, la explosión tiene difícil comparación. De verdad.

Foto: Deportista Digital

11 Comments:

At 3:07 p. m., Blogger hoeman said...

jeje, lo cierto es que los goles que salen tras grandes jugadas suelen conllevar mayor alegría y sorpresa, aunque valga lo mismo que un gol de penalti (por ejemplo).

 
At 3:16 p. m., Blogger zaragocista said...

"Por eso, un mano a mano entre un extremo y un lateral en un costado del campo activa nuestros impulsos primitivos porque percibimos el duelo de principio a fin y sentimos la excitación de todo el verde que puede quedar por delante y todo el adversario que puede quedar detrás con el orgullo vencido"


A ti los defensas no te caen muy bien no???Jajajaja

Tienes toda la razón, el juego abierto con extremos desequilibrantes está en desuso. Solo algunas pinceladas de C.Ronaldo, el fútbol portugués y el Valencia si los tuviera a todos en forma plantea este tipo de juego. Y es verdad, es lo más antiguo, y para mi, lo más fácil.



Saludos.

 
At 9:06 p. m., Anonymous Paco Casal said...

Es cierto lo que dijo. Las jugadas mas hermosas, esas que llevan a grandes enfrentamientos entre extremos y laterales , y terminan en un gol, siempre son mas gritados, asi como un orgasmo cosmico que se tiene en los calzones.

Buenisimo Piter!...sabes que ya sos mi nuevo heroe (con otros mas)

Gano el Athletic che! Y con eso le dejo un saludo!

 
At 11:23 a. m., Blogger Elías said...

Estimado amigo Pedro:

Déjame decirte que puedes que hayas dado con la herida de este fútbol, ya que este deporte no es realmente justo, no siempre gana el mejor, el que mejores jugadores tiene o el que sepa quebrar al contrario más veces.

Por eso mismo ya no vemos duelos antológicos entre defensas y atacantes, vemos tácticas y pizarra, y realmente la mayoría de los goles que se meten son por fallos defensivos, no porque realmente un jugador haya sobrepasado al defensa.

Enhorabuena Pedro, buen post. Y por cierto, no dejes abandonado mi espacio, que te estoy esperando.

 
At 2:47 p. m., Blogger Rodrigo Marciel said...

como decia pele... el penalti es una forma cobarde de meter un gol...

 
At 5:41 p. m., Blogger Csai D. said...

Bueno, he de señalar que la parada de Valdés el otro día en el tiempo de descuento ante la Real Sociedad, que evitó el empate, fue orgásmica. Lanzo un capote de defensa para los porteros.

 
At 7:00 p. m., Blogger Chapu_Nocioni said...

La verdad es uqe parece un texto de Valdano tio, me he quedado sin palabras macho que finura para explicar lo bonito que e sun regate en la banda, llegar a la linea de fondo centrar y que uno desde atrás remache la jugada clavando un gol. Lástima, como tu apuntas, que cada vez alla menos equipos que se arriesguen a abrir el campo.

 
At 7:50 p. m., Blogger La quinta del Buitre said...

piterino,

Orgasmos a mí mi equipo me produce pocos últimamente.Un gran post,el fútbol por fuera es vibrante,pero lo curioso es que equipos como el Milan de Ancelotti en sus buenos años no practicaba nada ese fútbol.


PD:En mí blog tengo una pregunta para tí.Pásate.


Un abrazo.

 
At 11:26 p. m., Blogger kai25 said...

El futbol mundial llora al Figo del Barcelona, no ha habido extremo igual en muchos años.
Saludps

 
At 3:35 p. m., Blogger javi said...

`En verdad, el uno contra uno es lo más primitivo del fútbol, lo primero que ensayan una y otra vez dos niños; y ver reflejado el aspecto de la calle en este juego tan alejado por desgracia de ella nos trae a todos recuerdos a la memoria de grandes gestas personales en un parque o ayudados de una pared, la más sincera de las amistades que uno puede hacer al asociarse pues no se cansa de devolverte la pelota alí donde la necesitas.´


Sensacional, una vez mas, este parrafo me ha llegado, es una verdad como un templo, perfecto el símil amigo-pared.
yo no tuve grandes gestas de regates en el parque de al lado de mi casa porue no hay mucha base jeje, epro si recuerdo de niños el tipico gol que haces de chilena en el patio, la jugada entre tu mejor amigo y tu,... que bonito es el futbol

saludos crack! (por cierto, ya tengo mas tiempo, a ver si empiezo a estar de lleno en la blogosfera, acabe los examenes)

saludos crack

 
At 5:11 p. m., Blogger piterino said...

@hoeman
Valen lo mismo por fuera, pero a veces no por dentro ...
Saludos!

@zaragocista
Ojo, que un buen quite de un defensa me parece otro espectáculo. Quizá debería haber reflejado eso también.

@paco casal
Con el golazo de Urzaiz uve un orgasmo, pero ya no me axcuerdo ni dónde...
Ganamos, sí, ya tocaba. Saludos capo!

@elías
Pues sí, es lo que tieen alejar el fútbol de la inspiración salvaje y aproximarlo a los mecanismos previsibles.
Ya te visité!

@rodrigo marciel
Sobre todo si te has tirado antes, ¿verdad, Juanma? Jeje.

@csai d.
Un paradón, sí. Gran portero a veces infravalorado Valdés.
Saludos!

@chapu nocioni
Gracias!

@la quinta del buitre
Me imagino que algunos empezaréis a sentir "impotencia", pero con Capello ya se sabe: "sexo seguro" Jaja, cómo estamos!
P.d.: pregunta respondida.

@kai25
Totalmente de acuerdo.

@javi
Gracias, esto es lo más grande que tiene el fútbol: su SENCILLEZ. No lo compliquemos. Saludos crack!

@

 

Publicar un comentario

<< Home