sábado, julio 26, 2008

El color del desastre.

Vivimos rodeados de tontos y es tan desolador que lo tenemos completamente asumido. Hay tontos conservadores y progresistas, tontos ricos y tontos pobres, tontos con suerte y tontos sin ella, la más aseada y la más sucia de las tonterías. He diferenciado siempre entre tontos desorientados y tontos convencidos, que son aquellos que se atontan cuando se les evidencia su estupidez. Pero, con ser esto preocupante, los peores de todos son los tontos caprichosos, porque uno no sabe si nacieron con el capricho de ser tontos o todo deriva de un capricho posterior.
Decía Honorè de Balzac que entre los tontos el vacío se parece a la profundidad, y Juan Soler se cree profundamente preparado para dirigir una institución como el Valencia Club de Fútbol.

Del mismo modo que un padre cualquiera se esfuerza por complacer a su hijo y satisfacer sus deseos en la medida en que puede (y se merece), Soler tuvo la fortuna de recibir como regalo uno de los clubes más importantes de España. Como cuando a un niño le regalan su primer triciclo, vamos. Uno se lo imagina sin dificultad abrazando a su padre como agradecimiento emocionado y con una sonrisa inocente y bobalicona bajo el incipiente bigote. El problema de este triciclo es que la propiedad del mismo se refiere sólo al manillar, pues las ruedas y las cadenas las mueven la ilusión y la dedicación de muchos profesionales y de los miles de seguidores que velan armas bajo las alas del murciélago vigilante en el escudo. Ésa es la peculiaridad que algunos, cuando aproximan sus billetes al fútbol a la manera que lo harían en cualquier otra empresa, no logran comprender.

El Valencia es de todos y no es de nadie, por mucho que nos discutan los títulos de las acciones. Al menos, si pretendemos que el vehículo siga circulando y no se nos despeñe. Cuando el manillar lo dirige quien nunca ha debido esforzarse para conseguir algo en la vida, quien tiene tanto cariño a lo que significa el club como a una caja de cartón, quien no sueña con un Valencia nuevo sino con un nuevo estadio y las plusvalías de la recalificación, … no hay rumbo ni concierto: no conozco a nadie que confíe en razonar con un kamikaze.

A Soler se le ocurre contratar a un empresario de altos vuelos y contactos de todo tipo para que reflote la situación que él mismo ha creado, pero lo despide de malas maneras montando el rosario de la aurora cuando se empeña en cumplir su cometido. En lugar de descapitalizar el club vendiendo a los mejores jugadores, propone ampliar capital, y como eso supone que el presidente sea un poco menos dueño del Valencia, el esperpento estaba asegurado. Con una deuda inasumible, un estadio por construir y pagar y un equipo en declive, parecía la opción más coherente de momento. “Da lo mismo”, debió pensar Soler, aplicando el artículo segundo del famoso código cuyo primer artículo dice que el jefe siempre tiene razón. El segundo artículo dice, obviamente, que cuando no la tiene, se aplica el primero.

Con sus dueños siendo miembros destacados de la lista negra de personajes a alejar del mundo del fútbol y sus aficionados rojos de ira y vergüenza a partes iguales; con una actualidad propia de la prensa amarilla y unos capítulos de novela rosa, verdes las han segado, Valencia, las crisis que asolan el cielo naranja. Y mientras, todos sueñan con un mirlo blanco que rescate a uno de los más grandes clubes de nuestro fútbol, de una situación preocupante.


Wheatus- Teenage Dirtbag

Foto: EFE

Etiquetas:

23 Comments:

At 1:49 p. m., Blogger Roberto Baggio said...

Como siempre, es un pacler leerte, aunque comente poco.

¿Cómo acabrá todo esto?. Seguro que nada bien para la afición valencianista.

La situación es tremendamente complicada y desde aquí no conocemos ni la mitad de la cuarte parte de lo que pasa realmente.

Ojalá no veamos algo parecido en ningún otro club de España, por el bien del fútbol.

 
At 8:32 p. m., Blogger hoeman said...

¡Cuánta razón piterino!

La verdad es que yo, personalmente, estoy tan "quemado", que he perdido toda la ilusión. En lo deportivo tan sólo albergo miseras esperanzas gracias a Emery. En lo extradeportivo estoy desolado. Es increíble que a ineptos como estos se les permita hacer todo lo que está haciendo. Y que nadie haga nada para solucionarlo. Lo que está haciendo es un "crimen", y como tal debería recibir sus consecuencias. Está matando a uno de los clubes más importantes de España.

Por desgracia en el mundo actual siempre es el dinero el que manda más allá de otros valores, que si bien no ofrecen tanta felicidad superficial, sí que reconfortan a uno mismo. Porque hay pocas sensaciones mejores que saber que se ha intentado hacer lo correcto.

 
At 12:38 a. m., Blogger Maldinis Junior said...

Hola a todos.
Quiero decirte que llevo siguiendo tu blog vario tiempo,y la verdad que me parece interesante.Veo que sigues al igual que yo Futbolitis.Sin duda marcos lopez un crack.Bueno nada más.Te interesaría un intercambio de links?Pasate por mi blog.
http://maldinis-junior.blogspot.com/
Un saludo.

 
At 4:57 a. m., Blogger Devo said...

Valencia esta desbandado hace tiempo, y si encima se van Villa y Silva sera todo mas complicado

Esperemos volver a ver a ese Valencia como el de Benitez, aquel gran campeon

un abrazo

devo

 
At 6:44 p. m., Anonymous fernando said...

El Valenci es una jaula de grillos. Y lo malo es que lleva muchos años así. No sé si tiene que ver algo el carácter levantino. un abrazo.

 
At 1:25 a. m., Blogger CALIGULA said...

Es así Pedro querido... muchas manos en un plato... muchos empresarios dando vueltas... y a comprar lápidas del fútbol.

Un abrazo.

 
At 11:06 a. m., Blogger piterino said...

@roberto baggio

Gracias. Las cosas parecen estar muy delicadas, ojalá cosas así sirvan de lección para otros lugares y otros clubes, aunque lo dudo.

@hoeman´

No me extraña que te sientas así, intento ponerme en la piel de un valencianista y ni siquiera puedo. Aún albergo la esperanza de que, tratándose de un club tan tan grande y con tanta gente detrás, se evite el desastre y se pueda salir de esta situación en pocos años. Ánimo, a ver si os unís de alguna manera y echáis a estos personajes inmundos.

@maldinis junior

Me paso por tu blog.

@devo

Ahora pensar en el Valencia de Benítez sólo sirve para mantener vivo el recuerdo de lo que un día fue el Valencia. Al menos, a ver si les sirve de espejo.

@fernando

No creo que el carácter tenga que ver, no sé, mira el Villarreal que es todo lo contrario. Desde luego, una jaula de grillos sí que es.

@calígula

Espero y deseo que haya que devolver esa lápida porque el Valencia ha salido adelante.

Gracias y un saludo a todos!

 
At 3:17 p. m., Blogger FERNANDO SANCHEZ POSTIGO said...

Es cierto que el Villarreal no da problemas, pero también allí no hay división en las acciones. Un abrazo.

 
At 2:38 a. m., Blogger Abel said...

Este tema es más triste que el de Ronaldinho.

La verdad es que no puedo opinar, desconozco la situación, sólo se lo que dicen los medios y no son demasiado coherentes entre sí, básicamente porque se dividen en pros y antis de Villalonga.

Sea como sea, que se resuelva todo pronto. Estamos a un mes del cierre de fichajes, y el Valencia me da que va a animar bastante el mercado, aunque sus objetivos para este año sean modestos.

 
At 2:58 p. m., Blogger Álvaro said...

Hola,qué tal?

Este personaje tenía que haber salido ya del Valencia hace tiempo.

Nuevo artículo en www.hablemosdfutbol.blogspot.com

Saludos

 
At 4:57 p. m., Blogger ARO GERALDES said...

Esta película me parece que ya la vi. El empresario y sus millones que llegan al rescate de un club, al que ven como a una empresa. Números, no personas; acciones, no ilusiones...
Lamentablemente, las que ya vi terminaron mal. Dios quiera que no sea el caso del Valencia, que desde Cúper estuvo tan vecino de la gloria que todos nos enamoramos de ese esfuerzo de Medieta y compañía. Ojalá resurja y no se tiña del color del desastre.
Un gran abrazo desde Buenos Aires...

 
At 6:14 p. m., Anonymous Silvia said...

Es una lástima que los clubs de fútbol que tantas ilusiones y sueños mueven estén en manos de personajes que sólo quieren su propio bien en este caso, el bien del tal Soler parece estar relacionado con su bolsillo.

Aunque en todas las casas se cuecen habas, a mi no me gustaría ahora mismo estar en la piel de un seguidor del Valencia, esperemos que algún día todo se acabe y volvamos a ver a uno de los grandes fuertes y con ilusiones.

Un beso

 
At 10:09 p. m., Blogger CALIGULA said...

Gracias Pedro por participar de nuestros festejos ya posteados!!

Un gran abrazo!

 
At 9:02 p. m., Blogger No, gracia a vo´ said...

Muy buen artículo!

Antes de pasar por tu blog justamente estaba leyendo otro artículo acerca de la crisis del Valencia.

Es increíble el declive institucional que ha llevado al Valencia a este duro presente. Hoy en día, con el dinero que se mueve, una mala gestión puede ser fatal y determinante. Te lo dice un hincha del Aleti.

Voy a poner este blogentre mis links, si me permites, porque es de granc calidad!

Saludos,

Migue

 
At 1:39 a. m., Blogger Martín said...

Lo que comentas sobre que ser dueño es ser dueño del manillar, pero de nada mas, es lo mas importante.Como se ha comprobado, lo malo es que alguien sea el dueño absoluto, porque, ¿Quien lo controla?

Es dificil entender como alguien puede comprar algo por digamos, 100 millones, y luego poder gastar 1000 o 10.000...y luego, dejar a otro resolver la situación...

Un saludo

 
At 9:15 a. m., Blogger Francisco Martinez said...

prefiero que venga de nuevo Arturo Tuzón o Jaime Ortí estos no se llevaron una peseta de este club,
y se esforzaron en reconducir y bien la inestabilidad
que cada uno en su momento tenia.
No me gusta Soriano, pero no me fío de Villalonga, se
me antoja raro el final de este desaguisado

 
At 12:37 p. m., Anonymous rubén said...

El tema va para largo. No creo que acabe aquí.

No estoy muy puesto en el tema (sólo sé lo que se dice en la prensa), pero desde luego, como dice Fernando, el Valencia es una jaula de grillos, es la mejor manera de definir el club en estos momentos.

Independientemente de que el nuevo dirigente quiera vender a Villa, Silva y alguno más, yo si fuera jugador del club "ché", saldría corriendo de allí como alma que lleva el demonio..

Un abrazo!

 
At 1:45 p. m., Blogger Alejandro said...

Sinceramente poco puedo opinar de este tema por que no estoy metido dentro del club.

La verdad es que en valencia la cosa esta realmente mal, una crisis institucional que tiene visos de acabar mal, no hay orden financiero, ni tan siquiera me atrevo a preguntar cual es el baremo ganancias/perdidas del Valencia, debido a una gestion horripilante. ¿La solucion? Hacer cambios, quitar del poder a Soler,maldito momento para el Valencia en el que Soler compro las acciones, y el Valencia dejo de ser un club de los socios para pasar a ser un club de Soler.

Yo abogo un cambio institucional, o soler va fuera o el Valencia se hunde en la mas porca miseria. Tambien quiero felicitarte por tu fenomenal prosa piterino.

Un abrazo

 
At 7:43 p. m., Blogger CALIGULA said...

"NO VINE A TRAER TRANQUILIDD PORQUE AQUÍ HAY TRANQUILIDAD" Vicente.

Abrazo Pedro.

 
At 11:02 p. m., Blogger piterino said...

@fernando

Sí, el Villarreal me parece un modelo de crecimiento deportivo y social sin igual.

@abel

La verdad es que llama la atención que el Valencia esté totalmente al margen del mercado de fichajes, pero cuando no hay anera de financiar porque la deuda te come ...

@alvaro, no'gracia a vo

Gracias a los dos y os devolveré la visita como es debido.

@aro geraldes

Uno de los riesgos que conlleva la conversión de los clubes en SAD es éste, pero es lo que hay. Hay muy pocos ejemplos de máximos accionistas que entiendan y respeten lo que supone un club de fútbol y no se inmiscuyan tarde o temprano en asuntos técnicos o empiecen a pensar más allá de las preocupaciones de la masa social.

@silvia

Es cierto. Pero el Valencia es muy grande, tiene mucha historia y no creo que caiga del todo. Eso sí, le pueden esperar algiunos años complicados con todo este desaguisado.

@calígula

No, no, gracias a vosotros por invitarme a participar. Un honor, de verdad.

@martin

Claro, cuando los socios ya no son los dueños del club puede pasar algo así. Aun siendo accionista, no es lo mismo porque el mayor peso de los títulos de quienes tienen el poder siempre decide.

@francisco martinez

Otros vendrán, que bueno te harán ... dice el refrán. Digo esto porque aún recuerdo a Jaime Ortí verano tras verano intentando en vano dar su discurso de presentación en Mestalla en medio de un tremendo abucheo. Era un clásico de la pretemporada, jeje.

@rubén

Pues sí, me imagino lo que puede estar pasando por la cabeza de los futbolistas o de Unai Emery. Creo que es comprensible que jugadores que tienen mucho cartel y están en un buen momento de su carrera se planteen buscar una salida.

@alejandro

El problema es que por mucho que se proteste, si él no quiere vender o no encuentra comprador, nada ni nadie lo puede mover de allí. Lo que nos lleva al siguiente paso, que apuntaba Hoeman en su blog: puede que Soriano no tenga esos 75 millones de euros y que todo esto haya sido una huida hacia adelante, una cortina de humo para deshacerse de Villalonga y ganar tiempo. En fin.

Gracias a tod@s y un saludo!

 
At 1:25 a. m., Blogger Göres said...

Tienes toda la razón piterino. Soler es un niño mimado al cual le cayó un club de fútbol en las manos. Con él ha hecho lo que ha querido y ahora cuando está todo desolado, quiere recuperar su dinero e irse a otra parte. No tiene ni idea de fútbol, no siente ningún cariño por el club y encima ha arruinado al club con una deuda inasumible. Malos tiempos para los de la capital del Turia...

Un saludo desdelacibeles.blogspot.com

 
At 11:12 a. m., Blogger Alejandro said...

Piterino, te he mandado un correo, contestame con la respuesta a lo que te propongo.

Un abrazo

 
At 6:34 p. m., Blogger Alvaro said...

Cuando un club penetra en una situación como la del Valencia, es netamente difícil devolverlo a flote. Para que esto se solucione, lo primero que debe ocurrir es que Soler se vaya. Y no está por la labor, desde luego. Después, al menos dos años para reunir buenos futbolistas que lleven al Valencia a donde le corresponde. Hasta 2011, mínimo, no veremos un Valencia grande otra vez.

Un abrazo.

 

Publicar un comentario

<< Home