jueves, mayo 15, 2008

Algunos hombres buenos.

El gran éxito del fútbol radica en que todos lo disfrutamos convencidos de su sencillez cuando en realidad es verdaderamente complejo. Para seguir dormitando en nuestra pequeña sabiduría, construimos esquemas simplistas con los que creemos explicar el devenir del más aleatorio de los juegos. Uno de tantos es analizar el crecimiento y la caída de un equipo así: el fútbol se mueve por ciclos, lo que es casi tanto como no decir nada.
Pretender que existe una inercia inasequible que encumbra y después desnutre a los equipos por el solo paso del tiempo es una forma como otra cualquiera de mirar hacia otro lado. Cuando lo razona un aficionado, sucede que no se le ocurre nada mejor que decir; si quien teoriza así es un dirigente, lo que intenta es que a nadie se le ocurra un motivo para pedirle explicaciones.


Reflexiones de este tipo se han llevado por delante a Frank Rijkaard, primer cadáver identificado entre los escombros de un castillo de naipes. El gran Barça ha muerto después de una penosa enfermedad interna: la pérdida de valores, la autocomplacencia, el olvido del esfuerzo como referente diario ... y nocturno.
En "Cartas del diablo a su sobrino", C. S. Lewis reúne una colección de misivas de un viejo diablo a un sobrino, tentador principiante, para adoctrinarle, en un ingenioso índice del panorama de la vida moral y religiosa del hombre de nuestro tiempo. En una de las cartas, le dice al joven aprendiz acerca de su paciente: Supongo que el matrimonio de mediana edad que visitó su oficina es precisamente el tipo de gente que nos conviene que conozca: rica, de buen tono, supercifialmente intelectual y brillantemente escéptica respecto a todo. Deduzco que incluso son vagamente pacifistas, no por motivos morales sino a consecuencia del arraigado hábito de minimizar cualquier cosa que preocupe a la gran masa de sus semejantes, y de una gota de comunismo puramente literario y de moda. Esto es excelente.


La molicie y la pereza holgazana tientan a todos, pero con más fuerza que a nadie se acercan a los virtuosos. Quienes se dejan seducir a causa de su ligereza dejan una hilera de migas de pan a un diablo que ya sabemos que sabe más por viejo que por diablo.


Ostenta Frank un importante grado de culpa: el que le corresponde por no haber sabido acallar los cantos de sirena con voz firme y responsable; ni siquiera ha acertado a comerse las miguitas de pan para despistar al demonio. Pero ha sido el primero en purgar sus penas cuando realmente merecería ser el último. Ya hemos dejado claro lo que nos indignan los chivos expiatorios: el foco de la culpabilidad alumbra a unos pocos, dirigido con esfuerzo a la vez por muchos brazos interesados. Esa luz siempre oculta en la sombra a decenas de falsos inocentes.


Rijkaard construyó un equipo ganador y bello, ético y estético, de un romántico pragmatismo que convenció a todos. Supo integrar en los principios del credo del Barcelona las exigencias del fútbol moderno: presión arriba, búsqueda del robo, intensidad, trabajo físico, contras letales. Hizo crecer a talentos desorientados y llevó al paroxismo el vértigo ofensivo desde la disciplina defensiva. Conviene recordar sus méritos profesionales (sobre todo, para los descreídos del verso, sus dos Ligas y la segunda Copa de Europa en la historia del Barça) ahora que todos le despiden pañuelo en mano aplaudiendo sus virtudes personales.
La valía de una persona se demuestra mejor en las duras que en las maduras, y ha sido precisamente ahora cuando más ha brillado Frank, un solitario cuerdo entre la locura colectiva, el único que se mantuvo en su sitio mientras el temporal revolcaba a los demás.
Ha supuesto un ejemplo para todos: adecuadamente lejano a todos los medios y al célebre "entorno", ni una palabra más alta que la otra, unido con su vestuario hasta el final, comprensivo con sus jugadores hasta la ingenuidad (que diría Cappa), sabiendo ganar, con su serena alegría, y también perder, con esa última muestra de elegancia caballerosa en el pasillo más retratado del mundo.


Hacen salir a Rijkaard, se marcha un grande. En pie el fútbol español. Siempre he creído que la dimensión de un hombre no se mide por la compañía en una vida exitosa, sino por el número de personas que acompañan entre lágrimas a su féretro.

Coldplay- The Scientist


Fotos: Europa Press, EFE

Etiquetas: ,

25 Comments:

At 6:46 p. m., Anonymous Elías Alonso Aparicio said...

Estimado amigo Pedro:

Nadie como tú para dedicar un gran post a un gran entrenador. Ha demostrado siempre que su elección ha sido la correcta y que es una persona de club, y sobre todo de jugadores, porque él ha sido un gran jugador y ha sabido acallar más de una boca.

Pero tienes aún más razón cuando recurrimos a topicazos a la hora de describir el estado de salud de ese club llamaba Barça, y es que algo más ha tenido que fallar que un entrenador genial, aparentemente despistado y como tú mismo has dicho ingenuo hasta la saciedad. Porque los jugadores habían perdido los mismos valores de la excelencia que los habrían encumbrado, y los más talentosos son sólo sombras del fútbol que practicaron.

Es desastroso ver como los verdaderos culpables de todo esto siguen igual, en sus mismos puestos o esperando una suculenta oferta. Empieza la subasta.

Un abrazo y genial como siempre mi querido amigo Pedro.

Elías Alonso Aparicio

 
At 9:12 p. m., Blogger Alejandro said...

Frank Rijkaard es un señor, un caballero del futbol, un profesional al que en ningun momento le han dejado realizar su trabajo.

Deco y Ronaldinho dinamitaron la cultura del esfuerzo del vestuario barcelonista, pero si lo consiguieron fue porque el entrenador lo permitió, los capitanes locales no se plantaron, el secretario técnico miró hacia otro lado y el presidente se dedicó a lo que le gusta: la promoción persona. Es por eso, por lo que Rijakaar también tiene su parte de culpa, al permitir que estos dos se adueñaran de la plantilla del fc barcelona. Ademas creo que del fc barcelona se han ido las personas que verdaderamente han echo que el equipo haya ganado tanto en los ultimos años.

Y nombro como principal protagonista a Sandro Rossel, el que para mi era la gran cabeza pensante del fc barcelona. Sinceramente pienso que no se esta poniendo el impetu necesario para que el cambio de ciclo tenga lugar lo mas rapido posible.

Un abrazo
http://pasionsevillista.blogspot.com

 
At 10:32 p. m., Blogger Álvaro said...

¿Te gustaría un intercambio de links con mis dos blogs?Si aceptas confirmamelo en mi blog para agregarte .

Saludos.
www.hablemosdfutbol.blogspot.com
www.delatletihastamorir.blogspot.com

 
At 11:39 a. m., Blogger David said...

Apuntaré sólo dos cosas sobre Rijkaard.

1. Tras varios años añorando la excelencia alcanzada con Cruyff y venerando el Dream Team, se ha conseguido armar otro equipo que verdaderamente la ha alcanzado (y no me refiero sólo a resultados), por encima de los logros de Robson y Van Gaal. Puede parecer una obviedad, pero tan mitificado está Cruyff que haberlo logrado de nuevo sin él (?) es enormemente importante para espantar las supercherías. Se puede hacer, se puede varias veces, y, adaptándose al momento, más personas podrán hacerlo, sin duda.

2. También me extraña que a nadie apunte la excepcionalidad de haber ganado la Liga y la Liga de Campeones a la vez. Desde los años 50-60 sólo el Barça lo ha logrado (y dos veces) en España. Y no son tantos los equipos que lo han conseguido dispuntando ligas de primer nivel (de las q puntúan más en el coeficiente de la Bota de Oro).
Es una pena que esto no se tenga mucho en cuenta.

Saludos

 
At 5:52 p. m., Anonymous fernando said...

Rijkaard será más valorado cuando pasen los años como suele pasar. Su legado permanecerá en la memoria de todos. Encima, en la historia del BArcelona sólo hay dos Copas de Europa y una con él en el banquillo.

Yo ficharía a Rijkaard para mi equipo ahora mismo. Es un gran técnico, mejor persona y como, bien apuntas, sabe estar a las duras y a las maduras.

un abrazo.

 
At 6:23 p. m., Blogger La quinta del Buitre said...

Pedro,

No creo que tirar del manual cíclico en los equipos, sea "no decir nada". Quizá sea ése el único punto de discordia en este maravilloso post.

El fútbol no es más que el reflejo de la vida, y igual que tú durante un tiempo estás más acertado y talentoso, a los futbolistas y a los equipos les puede suceder igual. Y esto sucede, sencillamente, porque la vida es así.

Dicho lo cual, la situación del Barcelona sí está relacionada con la autocomplacencia principalmente.


@ david

Buen aporte: ganar Liga y Champions en un mismo año es de un mérito fecundo. Pero ojo, durante tres años Rijkaard tampoco ganó nada. Eso tampoco es una nadería.


Un abrazo.

 
At 11:18 p. m., Blogger CALIGULA said...

Buena entrada Pedro, como siempre. Pero no tan sustentada. Leo un reconocimiento a un buen trabajo de Rijkaard. Pero creo que los ciclos si existen.
Cuando yo digo "en Barca se termina un ciclo" encierro muchos matices en la afirmación más que el mero paso del tiempo (que de mero no tiene nada).
Podemos decir la muerte por el éxito conseguido, la autocomplacencia, la falta de hambre ya saciado, la relajación o simplemente un bajón anímico entre tantas cosas.
También adhiero al reconocimiento de Rijkaard en la perspectiva del tiempo pero sigo pensando que la verdadera talla de Rijkaard se verá en un club no tan atípico como el Barsa, donde la dirigencia esté un tanto más despegada y sobren los dedos de una mano para contar las estrellas.

Un abrazo.

 
At 12:55 p. m., Blogger Álvaro said...

Hola Piterino,¿te gustaría intercambiar links con mis dos blogs?Si aceptas pasate por ellos y me lo notificas para agregarte.

Saludos.
www.hablemosdfutbol.blogspot.com
www.delatletihastamorir.blogspot.com

 
At 1:29 p. m., Blogger Tequila said...

Nuevo blog de deportes, música, humor y otros menesteres donde aseguramos poca cosa, pero la risa no faltará. Un saludo!

http://coldassboyz.blogspot.com/

 
At 1:35 a. m., Blogger piterino said...

@elías

Efectivamente, buena parte de los verdaderos responsables seguirán ahí, la teoría de los ciclos no les debe de afectar, es lo que hay.
Gracias, de acuerdo en toda tu réplica salvo en que Rijkaard ha tomado siempre la elección correcta: sus decisiones tácticas y de preparación en los dos últimos años han dejado bastante que desear. Un abrazo.

@alejandro

Efectivamente, comparto tu visión del origen de los males del Barça, el Big-Bang del fin de una etapa.
Y Rosell se frota las manos incólume, mascullando su proyecto y sus ideas ...

@alvaro, tequila

Me pasaré, pero dejadme daros un consejo: si queréis que la gente os visite, aportad vuestro punto de vista allá donde vayáis aparte de pedir visitas y anunciaros. Cuando todos aprecien vuestro estilo y la forma de contar las cosas, serán habituales de vuestro blog. Un saludo y gracias.

@david

Todo lo que dices es verdad, por eso intentaba yo remarcar sus logros profesionales, porque parece que lo único que ha hecho Rijkaard es dar ejemplo de saber estar y de respeto ...

@fernando

Cierto, como aquel infalible dicho: cualquier tiempo pasado fue mejor. Tendemos a glorificar lo pasado porque nos suele faltar perspectiva. Lo peor de todo es que recordamos con nostalgia un pasado del que no supimos disfrutar cuando era presente ...

@la quinta del buitre, calígula

En varios posts he dicho siempre que el fútbol se mueve indefectiblemente por ciclos, es indiscutible. Pero me parece que aquí se está recurriendo a otra cosa, o al menos se está queriendo vestir el asunto de una determinada manera.
Se ha acabado un ciclo en el Barça. Vale, perfecto. Ahora bien, ¿por qué se ha acabado? Hablamos de un equipo joven, con recorrido físico y futbolístico cuando ganó dos Ligas y una Champions en 2006. ¿Qué ha pasado? ¿Quiénes son los responsables por acción u omisión? Porque no parece lógico que el ciclo termine para unos cuantos.
Lo que quiero decir es que el mero paso del tiempo no explica nada, se basan unas decisiones en un "fin de ciclo" y se salvaguardan algunos intereses.
Ferguson lleva 22 años en el Manchester United. ¿Su ciclo es muy largo? ¿Cuántos ciclos ha sido capaz de iniciar y revitalizar?
El Olympique de Lyon acaba de ganar su séptima Liga consecutiva ... con cuatro entrenadores diferentes y un baile de jugadores notable. ¿Cómo encajamos aquí nuestra rígida teoría de los ciclos?

Gracias a todos y un saludo!

 
At 11:33 a. m., Blogger La quinta del Buitre said...

@ piterino

Punto 1: Alex Ferguson es amo del vestuario del United, pero amo hasta el último ladrillo. Y si alguien se revela, o él cree que se revela, que no quiere decir que se revele, lo larga sin remisión.

Punto 2: El fútbol inglés tiene otra mentalidad distinta el del Español.

Punto 3: el Lyon de Parrein es muy inferior al de Paul Le Guen y el de los Essien, Diarra, Abidal o Malouda. Tengo la impresión que el ciclo del Lyon sí se ha acabado y que en Europa no da la sensación de poderío que dio cuando estuvo a punto de llegar a semis. Lo que ocurre es que la Ligue 1 no da alternativas al equipo presidido por Aulas. Parecía que el Burdeos de Blanc, que jugó un fútbol majo este curso, podía haber sido alternavia. Tampoco.


Un abrazo, amigo.

 
At 1:22 p. m., Blogger Juan Monter Solans said...

Rijkaard ha demostrado que es una gran persona, quizás no un gran entrenador, pero sí un señor.
Nada que achacarle en estos años en nuestra Liga.

Un saludo.

www.dedomingoadomingo.com

 
At 6:22 p. m., Anonymous Anónimo said...

Frank Rijkaard ha sido un entrenador a seguir por su fútbol y por su categoria como persona.

Saludos

 
At 8:58 p. m., Blogger Nico said...

Frank como persona nos ha demostrado que es muy grande. COmo entrenador también sin lugar a dudas pero en lo personal ha sido donde más a destacado. Deja amigos en la Ciudad Condal y muy pocas personas que le puedan criticar personalmente. Quizás su espantada en la última rueda de prensa ha sido simplemente una mancha en su larga trayectoria de buenas maneras.
Creo que muy pocas personas piensan que la culpa del desastre blaugrana es 100% de Rijkaard si me apuro ni al 25%, Laporta, Txiki, los jugadores e, incluso, los aficionados...

Saludos crack.

 
At 9:20 p. m., Blogger hoeman said...

¡Qué bien escribes, caray!

Si es que aunque intentemos puntualizar o rebatir algunas de tus afirmaciones, nos echamos atrás porque sabemos que no vamos a llegar a tu nivel.

Frank es responsable, de lo bueno y de lo malo, quizá he echado de menos que no tuviese capacidad de hacer cambiar el rumbo de las naves.

 
At 10:38 p. m., Blogger FERNANDO SANCHEZ POSTIGO said...

mmm y donde entrenará ahora Rijkaard ? o se tomará un año sabático ?

un abrazo

 
At 9:11 a. m., Anonymous Victor said...

Franki ha sido un gran entrenador y una gran persona. Ha estado al lado de sus jugadores siempre, ha mantenido su manera de entender el fútbol por encima de críticas -sobretodo el primer año- ha defendido a los que han sido atacados injustamente y hasta el final hasta cuando a él le estaban cayendo de manera injusta, hasta en ese momento no ha dejado su papel de protector con todos los jugadores.

Te felicito por este post y me gusta ver que Franki es admirado en Catalunya y fuera de ella.

Un abrazo

 
At 11:36 a. m., Anonymous Silvia said...

Por primera vez me despiertan la misma admiración la persona que escribe en este blog y el protagonista de su post y con eso creo que defino un poco mis pensamientos hacia Frank Rijkaard.

Lo he dicho mil veces para mí el holandés es un gran entrenador, su sistema de juego siempre buscando lo bonito me encanta y he disfrutado muchas tardes con él, pero lo mejor de él con lo que yo me quedo de su paso por Barcelona es con su gran calidad humana.

A mi me parece que su gran bondad y su gran corazón han jugado en contra de él, porque siempre dicen que si no hubiera malas personas que se aprovechan de las circunstancias, ser "inocente", "bondadoso" o "cercano" sería una gran virtud y no algo peligroso para la propia integridad.

Rijkaard se va, y lo hace mientras algunos de los que "ha protegido" hasta el final, lo único que hacen es meterse alguna fiesta y buscar el equipo que más dinero le da. Por eso unos se irán con la cabeza agachada y Franki se irá mirando al cielo porque nosotros, los que lo hemos disfrutado en Barcelona, cuando lo queramos ver miraremos para arriba y en una de esas estrellas que iluminan la noche estará él.

Me levanto para despedir con un aplauso y una reverencia al señor de los banquillos, al señor Frank Rijkaard.

Un beso Pedro y por cierto no se si te lo han chivado pero dicen que es su canción favorita, la has clavado !!!

Saludos por aquí al personal de a bordo (Elias, Victor etc...)

 
At 8:05 a. m., Anonymous Xavi said...

Me paso por tu blog para rendir homenaje a una persona que nos ha enseñado a poner sus sentimientos y principios por encima de los intereses del fútbol y de esa mezcla tambien saco un sistema de juego agradable para el espectador y aplaudido en medio mundo.

Un abrazo.

(Saludos a Silvi y Victor)

 
At 6:11 p. m., Blogger Pablo said...

Cabe decir que el Rijkaard llegó y dejó el Barça en dos de las etapas más difíciles en toda su historia. Tras año y medio consiguió lo que parecía imposible hacía bien poco: que el Barça jugase maravillosamente bien al fútbol. Para mí, el mejor Barça de Rijkaard jugó mejor que el mejor Barça de Cruyff, aunque ahí entramos en el universo de la opinión personal.
Ahora bien, su final me deja dudas sobre si sus dos años fantásticos fueron obra suya u obra de los jugadores, porque con los mismos jugadores y con cero motivación, el Barça se fue al traste.
Durante un buen tiempo, Rijkaard fue un magnífico consejero futbolístico y personal, ahora bien, creo que en materia táctica, el Barça no ha avanzado nada, por lo que entiendo el ataque de muchos puristas.
Con todo, un entrenador que consigue hacer jugar así al fútbol a su equipo, merece un reconocimiento. Y una persona que demuestra semejante talante y educación en la victoria y en la derrota, merece que se derramen lágrimas en su funeral.

Magnífico post, Pedro. Como siempre.

Un saludo, maestro.

 
At 9:16 a. m., Blogger piterino said...

@la quinta del buitre

Estoy de acuerdo con tus puntos, hay diferencias de cultura de club respecto al fútbol inglés, y además es verdad que da la sensación de que el ciclo del Lyon se agota. Pero solo ponía esos dos ejemplos porque creo que demuestran que la figura del entrenador no es la primera en determinar la duración de los mismos, que los límites son, en todo caso, volubles y relativos, y que hablar de fin de ciclo por el mero paso del tiempo es no decir nada.

@juan monter solans

Respeto tu opinión, pero no la comparto. Ésa es precisamente la impresión que al final ha quedado a mucha gente y no me parece la adecuada. Un entrenador que ha ganado lo de Rijkaard es un buen entrenador, aunque después se haya visto arrastrado y no haya sabido reaccionar.
Un saludo.

@anónimo, nico

De acuerdo con los dos, aunque no me enteré de esa espantada, Nico. Un saludo!

@hoeman

Muchas gracias! Pero se me puede rebatir perfectamente, siempre me gusta que los posts dejen un amplio margen para que haya varios puntos de vista.
Yo también he echado de menos esa capacidad de reacción, en ese sentido puedo decir que me ha decepcionado un poco Rijkaard, pues siempre esperé que diera un golpe de mano, pero ...

@fernando sanchez postigo

Pues no le veo en un equipo menor, y de los "grandes" europeos sus únicas opciones pasarían por el Chelsea, aunque tampoco apostaría por ello.

@victor

Creo que Rijkaard es respetado en todas partes y admirado en muchas, y ésos son "galardones" casi tan importantes como una Copa de Europa. Es cierto, ha mantenido el señorío y la elegancia hasta el final, cuando podría haber descargado contra algunos jugadores y directivos para que no le lloviera toda la responsabilidad y no lo ha hecho. Un señor y un gran entrenador. Gracias y un saludo!

@silvi

Te digo lo mismo que a Víctor, y no me extraña que en Barcelona se le recuerde con tanto cariño. Me sentía casi "obligado" a hacer un post así. Y sí, había leído por ahí que Coldplay era su grupo preferido. Un beso.

@xavi

Más que merecido ese homenaje, gracias por la visita. Un saludo.

@pablo

Bueno, los primeros años creo que sí aportó mucho a la dirección técnica y táctica del equipo. El cambio de sistema, la "variante Davids", el esquema con Márquez de pivote y Ronaldinho y Giuly en los costados con puntos de partida distintos, los automatismos, la "solidificación" de la media en los minutos decisivos de la Champions '06, ...
No sé si los rumores sobre el peso de Ten Cate en esas decisiones son ciertos o no, pero ahí están y sus frutos dieron.
Después es cierto que ha dado la sensación de falta de reflejos, de falta de imaginación, anquilosamiento táctico, deficiente entrenamiento. No se puede discutir.

Gracias y un saludo a tod@s!

 
At 7:26 p. m., Blogger Riikii said...

Frank Rijkaard es el entrenador mas húmilde, caballero y señor aparte de Del Bosque.

 
At 9:22 p. m., Blogger Rubén said...

Para mí, no sólo se equivocan despidiendo a Rijkaard, sino que se equivocan y de manera lamentable, en las formas. Han querido echarle toda la mierda (con perdón) del fracaso de la temporada (y de la pasada también), cuando está claro que el holandés no tiene ni un cuarto de la culpa. Es triste, pero los verdaderos culpables siguen ahí, con toda su cara y encima intentan engañar a los aficionados.

Sin duda, Rijkaard tenía que haber seguido y haber intentado crear un nuevo equipo campeón, tal y como lo hizo hace unos años.

PD: dicho ésto, creo que el fichaje de Guardiola, independientemente de lo de Rijkaard, es un acierto. Creo que puede hacer un buen equipo al más puro estilo Laudrup en el Getafe.

Un abrazo, Pedri!

 
At 9:23 p. m., Blogger Rubén said...

Perdón por el error en el nombre. Lo siento. He querido poner "Pedro", como te imaginarás, pero por querer escribir rápido, me he equivocado de tecla. Mil perdones.

Un abrazo de nuevo!

 
At 11:43 p. m., Blogger Göres said...

Está claro que eso de que el fútbol es cíclico no es bien bien así. Sino que se lo pregunten al Lyon en Francia que lleva siete seguidas. Lo que pasa es que el que está arriba piensa en cambiar lo mínimo porque en teoría funciona, y el que va por detrás se mueve para mejorar y alcanzar al que va por delante. Entonces, el Madrid galáctico se pensaba que ganaría siempre y murió de éxito, algo parecido que le ha sucedido al Barcelona. Aunque no hay que olvidar que jugadores importantes como Messi y Eto'o estuvieron mucho tiempo lesionados.

Un saludo desdelacibeles.blogspot.com

 

Publicar un comentario

<< Home