jueves, mayo 08, 2008

Gurpegui zurekin gaude!

Cuando algo que se aparta de lo usual ocurre a quien no es atacable por los privilegios de la estirpe, nuestra sociedad tiene la costumbre de organizar dos juicios: el "oficial", previsto para depurar culpabilidades y resarcir derechos, y el "paralelo", abrupto por espontáneo, que gusta de la estrategia de tierra quemada sin hacerse responsable de las consecuencias.
Alguien se mueve más de lo debido entre la maleza de la vulnerabilidad; el silbato mediático toca a rebato amparado en la cobardía de la multitud. Sigamos el rastro de baldosas amarillas; sospechosos habituales, la presa favorita para la actividad de moda. Ha comenzado la caza.


Gurpegui dio positivo un fatídico 1 de septiembre de 2002 por niveles de 19norandrosterona muy superiores a los considerados fisiológicos. Ahí comenzó su calvario.
Se le secuestró la ficha federativa y se le perdonó hasta dos veces, le fue negado el más elemental derecho de defensa, no admitiendo siquiera pruebas médicas externas a su favor, y finalmente se le impuso una sanción desproporcionada y a destiempo.
Desde la más absoluta ignorancia farmacológica y fisiológica, el positivo existió. No soy tan fanático como para cerrar los ojos ante la evidencia de que algo sucedió y se debe investigar, pero tampoco soy tan flemático como para cerrar la boca ante un trato semejante hacia un jugador de mi equipo por la pureza del deporte. El fin no siempre justifica los medios.


Por eso, me asaltan varias dudas puramente lógicas. ¿Eran habituales las prácticas dopantes en el Athletic? Porque no ha habido ningún otro positivo ... ¿Se dopó a Gurpegui exclusivamente? Porque, puestos a dopar a uno solo, yo lo hubiera hecho con Yeste, por ejemplo ... ¿El jugador tomó algo por su cuenta? Porque entonces no sería coherente la actitud del club ...
Reflexiones vagas pero directas, punzantes pero imprecisas, con la única seguridad de que se ha destrozado la carrera de un futbolista con el tufo político de la nueva Ley del Dopaje al fondo.
Siempre he detestado los chivos expiatorios.
Limpiar la imagen del impío deporte español, incapaz de luchar eficazmente contra la trampa y la droga a ojos de todos, agravado desde la "Operación Puerto"; exhibir una cabeza desfigurada y agarrada por la cabellera, atraer a las moscas ...


En el siglo XVIII los condenados a muerte en Londres eran colgados en público en los muelles del Támesis. En 1740, el ciudadano William Duell corrió esa suerte, pero cuando depositaron su cuerpo en la mesa de disecciones, el forense se dio cuenta de que aún respiraba y tras dos horas de reanimación consiguió resucitarlo milagrosamente. Ante un hecho tan insólito, fue devuelto a prisión pero se le conmutó la pena por la deportación a colonias.


El de Andosilla ha vuelto a la vida, arropado por la gran familia que es el Athletic, que no le ha olvidado un segundo en todo este tiempo. No es cuestión de presentarle como un héroe ni como el símbolo de nada; además de presunto culpable, ha sido víctima de un sistema que le ha tomado como instrumento para un fin y de una sanción fuera de lugar consecuencia de un proceso que sonrojaría a la jurisdicción más bananera.


Hay en todo esto un único motivo de orgullo: comprobar una vez más que el Athletic tiene vida propia y una peculiar forma de defender lo suyo. A diferencia de otros, no se adueña de tus triunfos y se desentiende en tus fracasos; no socializa tus aciertos y te señala en los errores.


Carlos Gurpegui reapareció un 27 de abril de 2008 en pleno Bernabéu y ante un Real Madrid dispuesto a celebrar la Liga a costa del Athletic. Todo estaba preparado para la fiesta, pero el único que vivió un día de gloria fue un resucitado de entre los muertos. Cuando uno bajaba hacia Cibeles, veía a la diosa algo compungida, y a sus dos leones Hipómenes y Atalanta con un guiño cómplice en sus ojos. Tenían motivos para rugir: son leones, son del Athletic.


Podrá decirse que se le ha aplicado a Gurpegui un castigo ejemplar, con todo lo que supone utilizar a una persona; se habrá sido riguroso en la pretendida lucha contra el dopaje y la sacralidad de la competición deportiva, con todo el agravio comparativo a ojos vista; incluso habrá quien piense que se ha sido benévolo. Lo único que no se ha sido sin duda es justo, precisamente lo único que cabe exigir de quien imparte justicia.
Todos somos el Athletic. Todos somos Gurpegui.

Los Planetas- Un Buen Día
Fotos: El Correo

Etiquetas: ,

23 Comments:

At 8:35 a. m., Anonymous Elías Alonso Aparicio said...

Estimado amigo Pedro:

Ya sabía yo que esta idea te rondaba la cabeza para escribir lo que ha sido formalmente un gran artículo, y más para ti, que tocas lo más sucio e impuro del fútbol de tu propio equipo del alma, y por lo menos te has atrevido.

Aunque también te has gustado con lo que yo llamo "echar la culpa a los otros", sin embargo no tengo más remedio que darte la razón, porque esta sinrazón que se hace llamar Federación Española de Fútbol es una lacra para este deporte. Aunque no podemos esperar otra cosa de un deporte que basa su propio éxito en el alto valor empírico que se le da a la suerte, fallos arbitrales y desorden en general...

Tienes razón, se ha cometido una de las grandes injusticias con Gurpegui, sea o no santo de mi devoción, pero también me adhiero a todas esas preguntas, que por supuesto quedarán sin respuesta, que has formulado tan inteligentemente en tu artículo. Porque todo esto me huele muy mal.

Un abrazo y genial, como siempre.

Elías Alonso Aparicio

 
At 1:05 p. m., Blogger hoeman said...

Estoy seguro que si los controles en el fútbol fuesen más estrictos y "profesionales" muchos darían positivo... y no sólo por nandrolona. Si España es el país en el que más se consumen estupefacientes, no creo que los futbolistas se salven, más bien todo lo contrario, ya que tienen todo lo que tienen y son innumerables los casos de futbolistas que salen 4 o 5 veces a la semana de fiesta hasta altas horas de la madrugada.

Respecto a la justicia o injusticia, si la medida fue desmesurada o no, la verdad es que no lo tengo nada claro.

 
At 4:28 p. m., Blogger Göres said...

Creo que en el caso de Gurpegui han quedado muchas cosas en el tintero. Dudo que sea culpable pero he visto como sólo él cumplía la pena de dos años sin jugar. Ahora ya ha pasado el calvario y habría que tratarle como uno más y no martirizarle con cánticos ofensivos.

Un saludo desdelacibeles.blogspot.com

 
At 6:12 p. m., Anonymous Silvia said...

Si alguien como tú dice que no se ha sido justo en este caso con Gurpegui para mí es como dictar sentencia, eso va a misa.

No sé exactamente lo que se tomó Gurpegui, seguramente lo suficiente como para dar positivo, eso no lo voy a discutir, pero aquí todos sabemos que hay muchos jugadores que van como las motos y no pasa nada y a esos no se les investiga. Yo me prgunto muchas veces como hay algunos jugadores que después de 90 minutos de partido siguen corriendo como si estuvieran en el minuto 1. Eso es normal? Yo me considero una buena deportista y después de una hora y media corriendo me arrastro ... pero bueno yo no duermo en "camas milagrosas", ni tomo "papillas" en los minutos de descanso etc....

Creo que necesitaban un cabeza de turco y lo encontraron .... pero bueno más adelante hay más y si lo de Gurpegui fueron dos años, habrá casos que se inhabilitarán de por vida si es que algún día salen a la luz claro.

Por cierto no sabía que los leones de la Cibeles eran del Athletic, empezaré a ver esa estatua con algo más de cariño, porque hasta ahora no sabía como mirarla ;-)))

Un beso desde el mediterráneo.

Por cierto buena elección con la canción [me ha salido un pareado para que veas que hay nivel maribel ;-))) en fin paro.... que al final me bloqueas la ip. para que no pueda comentar]

 
At 6:43 p. m., Anonymous fernando said...

No sé si Gurpegui se dopó o no. NO tengo ninguna prueba en mi mano ni a favor ni en contra. SE ha dicho de todo y no sé con que quedarme.

En cualquier caso, me alegro que Gurpegui vuelve a jugar. Su comportamiento ha sido ejemplar.

Y una cosa más. Si en vez de Gurpegui es un jugador de talla mundial estoy seguro que no hubiera pasado lo mismo.

un abrazo.

 
At 7:19 p. m., Blogger Carlos said...

La verdad, nunca he tenido claro el asunto de Gurpegui -¿Gurpegui o Gurpegi?, y no creo que lo vaya a tener, menos ahora que ha reaparecido, no creo que quiera reabrir viejas heridas.

Turbio tema sobre el que hablar, pero tu pluma hace que tenga credibilidad, parece ser que el médico del Athletic tuvo bastante culpa de que sancionaran a Guirpegui, segun oí en el Largero, e incluso Macua lo llevaba en sus promesas electorales.

Como he dicho, turbio, muy turbio, y con demasiados claroscuros... veremos.

 
At 7:37 p. m., Blogger Zorro de Segovia said...

Supongo que se dopó. Tampoco soy médico pero si fuera cierto eso de que producía la nandrolona por sí mismo, ahora daría positivo en todos los partidos ¿no? no creo que haya dejado de producirla porque sí.

Dejando esto de lado, pues bien que lo ha purgado el chaval, me quedo con que cuando Ultra Sur empezó a gritar "eres un yonki, Gurpegui eres un yonki", mucha gente en el Bernabéu silbó contra la cancioncilla.

El chaval es un gran jugador y un ejemplo de pundonor y saber remontar. Lástima que la sanción no haya durado menos. Luis Aragonés tendría una excelente alternativa para el centro de su defensa e incluso para el mediocentro.

 
At 12:37 p. m., Blogger miguel diaz said...

Aunque hoy no es el día. Antes de que se carguen el link, he puesto en mi blog el link de la Sentencia del Tribunal Supremo que condenan al Gil y al Cerezo a devolver todas las acciones al Club, por apropiación indebida.
Sería bueno que la gente se la descargue y copie el link para darle la mayor difusión posible.
un abrazo
miguel
http://solounospocos.blogspot.com/

 
At 12:38 p. m., Blogger Alejandro said...

En primer lugar quiero felicitarte como siempre por tu genial post.

Entrando en materia te diría que la gente aún con escasez de pruebas en sus manos, tiende a hacer un prejuicio de los distintos sucesos. Con Gurpegui se ha cometido tal prejuicio, y esto totalmente en contra de estas cosas. Dejando a un lado premisas de juicios mal intencionados, tengo que decir que soy de los que piensa que Gurpegui se dopó, por que no creo que sea capaz de generar toda la nandrolona que ahora no es capaz de crear.

Pero esta bastante claro que la federacion española es un lacra para el deporte. Perdon por esta expresión, pero lo cierto es que le sudan los cojones con lo que pase en este pais. No han sabido llevar esto como el propio tema lo merecia. Como dije antes, creo que se dopo, pero no tengo pruebas por lo que me abstracto de esa conclusión. Durante este largo periodo, por culpa del tema en cuestion, hemos perdido a un gran jugador, que podria haber ayudado mucho al atlethic, e incluso a la seleccion española.

Sin dudas Gurpegui es un ejemplo de superación, un futbolista que se ha mantenido en las mas absolutas lozas de la humildad, un ejemplo de pundonor, y me alegro por el. Y por todo esto, pido a todas las aficiones, que no se recuerde el dopaje, que se deja de lado este tema, y que se trate a Gurpegui como un jugador de muchos.

Un abrazo y genial como siempre Pedro.

 
At 12:51 p. m., Blogger La quinta del Buitre said...

@ zorro de segovia

Ese día en el Bernabeú los Ultra Sur sacaron lo más iracundo que hay dentro de mí, el R. Madrid debe ser un club señor y dichos cánticos sobran.


@ piterino

¿Por qué crees que Jaime Lizzabetski, hombre tan moderado y comprensivo, fue tan riguroso y tan poco indulgente con Gurpegui?

Fenomanal prosa, eres el mejor.


Un abrazo.

 
At 3:31 p. m., Blogger Pol Gustems said...

Como apunta Hoeman, los controles no pueden dar los errores que estan dando y frustrar carreras futbolísticas como las de Gurpegui. Una buena notícia su vuelta y un 0 a los cuatro energúmenos de la grada del Bernabéu que le increparon.

Saludos!

 
At 6:24 p. m., Blogger Riikii said...

intercambio de links?


Contesta en mi blog porfavor.


Saludos.

 
At 7:37 p. m., Blogger piterino said...

@elías

No sé dónde crees que "echo la culpa a los otros", no quería transmitir eso, ni mucho menos. Y tampoco estoy de acuerdo en que no se pueda esperar un mejor gobierno para el fútbol por el hecho de que la surte o el error humano inclinen a veces el resultado. Eso sí, parece que la ineptitud de los responsables federativos no es exclusivo del fútbol, visto lo ocurrido con la Copa Davis.

@hoeman

No creo que pueda extrapolarse así ese consumo elevado de drogas en España al deporte profesional, aunque confieso que no me había planteado esa reflexión.

@göres

Pues sí, aunque lo de los cánticos es irremediable. Es lo que hay

@silvia

Precisamente el tufo a cabeza de turco es lo que más indigna de este episodio, además de haberse pasado por el forro todas las garantías procesales y la seriedad, en general.
Por cierto, no pretendía ofender a nadie con lo de los leones de la Cibeles.

@fernando

Yo también estoy seguro. No digo que no se le hubiese sancionado (que no sé yo ...), pero sí al menos que las cosas habrían transcurrido de un modo muy diferente.

@carlos

Sí, todo tan turbio que no se ve nada y huele muy mal. Tampoco tomaría a ningún periodista como referente para conocer a fondo el asunto y posicionarme.

@zorro de segovia

La verdad es que esa reacción del público del Bernabéu fue ejemplar. Lo he comentado con otros aficionados del Athletic y a muchos les llegó a emocionar. Un 10para la afición del Madrid.

@miguel díaz

Bueno, veremos esa sentencia.

@alejandro

Gracias! La Federación es un desastre y el CSD otro, encima con intereses politicos de por medio.
La verdad es que es admirable el espíritu de Gurpe y el apoyo de todo el Athletic y todo Bilbao.

@la quinta del buitre

Nunca valoraré a una afición por su sector radical. En cada campo hay un grupo (más o menos nutrido)de salvajes e indeseables que no representan a nadie ("porque no pueden representarse ni a sí mismos", como diría el mítico García). Lo repito: precioso ese gesto del Bernabéu al silbar esos cánticos.
Respecto a Lissavetzky, la imagen de España en el mundo en la lucha contra el dopaje está por los suelos; como ha dicho Hoeman, se nos conoce por ser el país de mayor consumo de drogas, y además la aprobación de la Ley del Dopaje planeaba de fondo ...

@pol gustems

El tema de la fiabilidad de los controles me crea muchas dudas, pero como es un tema que desconozco totalmente, no he creído oportuno posicionarme en el post sin tener ningún fundamento.

@riikii

Ya entré en tu blog. Lo volveré a hacer.

 
At 8:59 p. m., Anonymous Anónimo said...

Lo siento Pedro, pero disiento completamente , en lo único que estoy de acuerdo es que ha pagado su culpa y por consiguiente no es reo de nada ni tiene por qué aguantar a cuatro cretinos ; otra cosa es que se le tenga que recibir como un héroe ; por eso creo que el Athletic se equivocó en como organizó su vuelta a san Mamés

 
At 12:19 a. m., Anonymous Silvi said...

@Piterino

A mi lo de los leones de la Cibeles no me ha molestado más bien me ha gustado, al resto no sé... Un beso

 
At 4:14 a. m., Anonymous Anónimo said...

Hola, tienen que subir este video del gol de Maxi Rodriguez en el mundial. En lugar de ser gol, en este video el Osvaldo ataja el super tiro.

Gracias

http://cydlibro.blogspot.com/2008/04/me-pareci-una-medida-justa-conmigo.html

 
At 11:23 a. m., Blogger Rubén said...

Fue bonito ver a todo San Mamés de pie ovacionando a Gurpegui. Pocas veces ha ocurrido algo así.

Yo sobre el tema de si se dopó o no... no sé qué decir. Si realmente lo produce su cuerpo como se dijo, debería de volver a dar positivo. Si ahora le hacen otro control y no da postivo, mucha gente quedaría en entredicho.

Un abrazo, Pedro!

 
At 4:50 p. m., Blogger J. Urrutia said...

Los pelos como escarpias, amigo...

Un abrazo.

AUPA ATHLETIC y AUPA GURPEGI!!!!!

 
At 11:36 p. m., Blogger MIRtirizado said...

En primer lugar, considero que la sanción no fue desproporcionada - está estipulada en un reglamento pre-establecido- ni a destiempo - sin tantas alegaciones no se hubiera demorado la ejecución de la sanción -
Otra cosa es que fuera la cabeza de turco...
En Medicina no se busca eliminar el síntoma sino atacar la causa que produce dicho síntoma. Tus dudas son lógicas, porque si se dopó por su cuenta, no sé qué hace representando al athletic, y si fue al contrario, no sé qué hacen los servicios médicos por Lezama. Lo claro del tema es que no hay nada claro… Y evidentemente me alegro de que tras cumplir su sanción, pueda seguir en el fútbol de alta competición.
Un abrazo

 
At 10:41 p. m., Blogger Álvaro said...

Hola,es bastante interesante tu blog,te propongo un intercambio de blogs con mis dos blogs:
www.delatletihastamorir.blogspot.com
www.hablemosdfutbol.blogspot.com
si aceptas pasate por ellos y me lo notificas para agregarte.
Saludos.

 
At 11:28 p. m., Blogger Javi said...

No he visto a ningún aficionado de tu equipo en contra de Gurpegui, algo que os honra porque el chaval no merece lo que ha vivido, se le ha perseguido más que a nadie, siendo uno más.

Sobre este tema en general, da la impresión de que en el fútbol se pasa del dopaje, comparado al perseguimiento que vive por ejemplo el ciclismo. Creo que sería más justo controlar a los futbolistas.

saludos

 
At 11:31 p. m., Blogger piterino said...

@silvi

Jeje, intuía que no sería precisamente a ti a quien debería pedir excusas por si acaso ...

@anónimo

Bueno, ya he dicho que no le considero un héroe, ni siquiera el símbolo de nada. Pero todos en Bilbao han sentido que se le ha utilizado de chivo expiatorio y han cerrado filas en torno a él. De hecho, si no es por ese apoyo masivo, tal vez Gurpegui no hubiera vuelto a jugar nunca al fútbol.

@rubén

Ya digo que de fisiología y de medicina no sé nada, aunque por pura lógica si lo generase endógenamente en según qué situaciones, el riesgo de volver a dar positivo estaría siempre latente.

@j. urrutia

Gracias, Juanan! Es un tema que nos emociona de verdad a la gente del Athletic.

@mirtirizado

Creo que tú mismo te contradices, pues si ha sido utilizado como cabeza de turco, no sé dónde está ahí la justicia de la sanción ...
El jefe de los servicios médicos de entonces, Sabino Padilla, ya no está en el Athletic. Cumpliendo una promesa electoral, Macua rescindió los contratos blindados de Guerrero y Txato Núñez, y también el del médico.

@alvaro

Me pasaré, gracias!

@javi

Los españoles, en general, tenemos la costumbre de dividirnos ante un símbolo y formar dos bandos ciegos. Los vascos, en particular, somos muy diferentes para estas cosas, y nos unimos sin fisuras para defender lo nuestro cuando consideramos que es atacado.
Como tengo bastante de las dos cosas, me limito a contarlo, jeje.

Gracias a tod@s y un saludo!

 
At 12:29 a. m., Anonymous Anónimo said...

gurpegi=tramposo drogata

 

Publicar un comentario

<< Home