miércoles, junio 20, 2007

Silva y la ciudad encantada.


Valencia es una ciudad dinámica y emprendedora, empeñada en crecer para seguir asomándose al mundo y enseñar a todos sus nobles intenciones y sus bellos atributos. Sus últimos proyectos la han convertido en el escaparate de proa de toda España ante los demás sin perder sus raíces y tradiciones. Todo ese progreso y consenso urbano encuentra su contrapunto en su equipo de fútbol, que parece convertido en el lugar donde se desahogan todas las miserias que nadie ve. Mestalla parece hallarse bajo un embrujo que envuelve a cualquiera que se detiene por allí en una lucha fratricida e interminable, que ha terminado por afectar a sus fieles peregrinos. El Valencia, uno de los templos sagrados del fútbol español, arboleda de ácidas discusiones e inconfesables aspiraciones, Valencia es un poema.








Lo decía Bukowski: "Un poema es una ciudad llena de calles y cloacas, llena de santos, héroes, pordioseros, locos, llena de banalidad y embriaguez, llena de lluvias, truenos y períodos de ahogos. Un poema es una ciudad en guerra preguntando por qué a un reloj ..."
Si no supiéramos que Bukowski murió hace años y que entre sus múltiples adicciones no se encontraba el fútbol, pensaría que dedicó este poema al Valencia, más aún cuando anuncia que "la noche está en cualquier lado ... mientras los hombrecillos deliran sobre cosas que no pueden hacer".
El Valencia parece una ciudad encantada que vuelve locos a todos los que residen en ella y los condena a sacarse los ojos hipnotizados por un dominio que, a lo que se ve, nunca es suficiente.








Pasan los presidentes, los directores deportivos vienen y van y se suceden los entrenadores. Lo mismo da. El espíritu de trinchera permanece.
Hay quien piensa que el propio fútbol se ha vengado del equipo desde que consiguió trocar su estilo de siempre. Tradicional adalid del fútbol de ataque, el equipo "che" inició el camino de "perdición" con Ranieri, y Cúper consagró la escalada a la cumbre sin importarle en absoluto el balón. Para entonces, la pelota ya había conjurado su maldición, y Benítez lo aprovechó para armar un equipo diabólico y llenar las vitrinas con títulos extraídos del infierno.
Carboni ha sido la última víctima del maleficio mientras, desde fuera, todos nos preguntamos de qué demonios se quejan los aficionados.



Entre tanta locura, llama la atención un hombre sereno: Silva. Parece el único inmune al hechizo y juega al fútbol con el aire despistado del que prefiere no enterarse de lo que sucede a su alrededor. Se ha cosido a su bota izquierda la pelota para espantar los conjuros y ha aprendido a salir de cada problema un segundo antes de que se complique. Capaz de demostrar que caracolear no es complicarse, sino todo lo contrario, es un soplo de aire fresco en el asfixiante Valencia y en el mediocre fútbol español y la esperanza que aguardaban los valencianistas para agarrarse a la armonía del balón.
Silva se hizo famoso cuando jugaba en el Éibar porque, ante un rival dolorido en el suelo, renunció a marcar un gol a puerta vacía, con lo que ya demostraba en la distancia dos cosas: que se puede ser inteligente sin ir de listillo, y que para ser pícaro no hace falta hacer trampas.








Etiquetas: ,

17 Comments:

At 11:02 p. m., Blogger zaragocista said...

Muy de acuerdo con tu lectura del progreso de Valencia y su contrapunto en el equipo residente en Mestalla.

No estoy de acuerdo en que Silva sea el único que se abstraiga de ese extraño ambiente, pero sí en que es la máxima figura de ellos. Su juego ayuda a que los que le ven tengan la esperanza de que ese ambiente tenebroso desaparezca en poco tiempo.


Saludos.

 
At 11:31 p. m., Blogger hoeman said...

ENORMEEEEEEEEE. Genial artículo piterino, supongo que hay que vivirlo para saber lo que se siente. Se puede resumir en que queremos ser un equipo grande, con nuestras armas características, pero grande.

Excelente descripción de Silva, que ya sabes que es debilidad personal. Le tengo gran aprecio desde que lo viera por primera vez en el Mundial sub17...

 
At 12:04 a. m., Blogger pablet21 said...

Wow! Te leí en blog de hoeman y he entrado a mirar. Cuanta verdad has dicho, a veces también lo pienso, es de locos! Saludos.

 
At 12:27 a. m., Blogger David said...

No he querido meterme en el post anterior, ejem, pero enhorabuena porque se nota que estás "en vuelta rápida" bloguera.
Saludos.

 
At 6:33 p. m., Blogger La quinta del Buitre said...

Recuerdo aquella jugada en la que tiró el balón fuera. Curioso, el Éibar habría subido con ese gol a primera.

Yo soy de los que piensa que Benítez aprovechó mucho del repliegue y trabajo defensivo implantado por Ranieri y Cúper. Eso sí, Rafa lo mejoró.

Buen post Pedro.

Un abrazo.

 
At 8:14 p. m., Blogger Pablo said...

El Valencia fue el último equipo español en caer en Champions y disputó la liga hasta la antepenúltima jornada. Aún así, los aficionados despidieron al equipo con una sonora protesta. Hace años que el Valencia abandonó el camino del fútbol, sí, pero justo desde entonces sus aficionados no han dejado de pensar y de soñar en grande.

 
At 1:03 p. m., Anonymous Silvi said...

Te he dicho alguna vez que me gusta como escribes??? jejeje creo que sí....

Bueno haciendo referencia al contenido te diré que sí, que estoy de acuerdo, SILVA es de lo mejorcito, un jugador con cara de buen tío, un pedazo de futbolista y sobretodo un "futbolero" de esos que verlo siempre es un placer.

Un beso Pedro.

 
At 1:15 p. m., Anonymous Zu said...

Es cierto que el Valencia ha jugado con fuego durante mucho tiempo. Ha preferido proteger que atacar, esperar que acometer.

Con esta filosofía se puede ganar a equipos superiores tecnicamente, pero luego se encuentran con muchos en la mitad de la tabla que juegan a lo mismo. Y en igualdad de condiciones puede ganar cualquiera.

ESte año desde mi humilde punto de vista, el Valencia ha estado arriba hasta el final por dos motivos: una liga española muy muy floja, y como bien dices Pedro por el sr. Silva.

Yo también creo que este jugador es inmune a las maldiciones.

Muy buen post.

Un saludo.

 
At 6:49 p. m., Blogger piterino said...

@zaragocista

No quería decir que Silva sea el único que se abstrae de ese ambiente, pero sí es quien más serenidad futbolística transmite.
Saludos.

@hoeman

Gracias, más viniendo de ti y en un tema como éste. Sé que Silva es debilidad personal tuya dede hace tiempo; hoy lo es de muchísimas personas. Y es lícito y hasta admirable la ambición que muestra el valencianismo, lo que no es óbice para que haya cosas y actitudes más difíciles de comprender.
Un saludo!

@pablet21

Gracias! Y ahora lo de los ayudantes de Quique, y mañana ...

@david

Gracias! Se nota que lo peor de los exámenes ya ha pasado ...

@la quinta del buitre

Está claro, uno suele ser heredero, en mayor o menos medida del trabajo de sus antecesores inmediatos. Lo que pasa es que Benítez le dio tal giro competitivo que no se puede casi ni comparar.
Un saludo!

@pablo

Es normal, y hasta admirable, como le decía a Hoeman. Su palmarés en el último lustro es brillante.

@silvi

Muchas gracias! La verdad es que me decidí a escribir sobre él porque un amigo valencianista me lo pidió, y ha hecho una temporada sobresaliente, confirmando todos los buenos augurios.
Un beso!

@zu

Pienso que debería seguir potenciando esa doble cara, que ha mostrado en algún partido este año. Tiene jugadores capaces de tomar el mando de un partido y desarmar a un rival pertrechado atrás, y si son capaces de ponerse el mono y fajarse en otro tipo de "fangos", darán un salto cualitativo importante.
Gracias, y un saludo!

 
At 1:09 a. m., Blogger CALIGULA said...

Piterino: Que ha pasado alli con Cuper?

Saludos.

 
At 12:15 p. m., Blogger shojan croif said...

Muy cierto que el Valencia es como una falla más que hay que quemar.

Es curioso cómo de intentar ser grande a base de traer a jugadorazos que prometían buen fútbol (aún recuerdo aquella delantera Rep Diarte y Kempes), han conseguido sus mayores logros con fútbol especulativo.

Supongo que esa dualidad es la causante del fratricidio que comentas.

Silva es un grandísimo jugador y como bien dices, demuestra que para ser grande no hace falta ser pillo.

Un saludazo.

Bien por el Ath.

 
At 8:59 p. m., Blogger abraxas said...

Precioso artículo, piterino.


Me gustaría comentar, sin embargo, sobre las quejas de los valencianistas. Ranieri, Cúper y Benítez fueron sucesivamente una vuelta de tuerca más a un sistema perfectamente engrasado. Cada entrenador perfeccionaba el arte de la defensa y de la presión agobiante al contrario, para mejorar paulativamente el juego del Valencia y hacer llegar los títulos. Quique, sin embargo, se ha cargado este sistema defensivo basado en la presión, para implantar uno basado en acumular muchos defensas en el borde del área. Sencillamente decir que no ha dado hasta ahora ningún resultado, ni mucho menos. Pero algunos medios de comunicación ya se han encargado de echar la culpa a Carboni, que pasaba por allí.


En cuanto a Silva, yo ya escribí en mi blog, en abril, lo siguiente:

No creo que a estas alturas ningún valencianista eche de menos a Pablo Aimar. David Silva ha sido el encargado de hacernos olvidar su marcha en muy poco tiempo. Pero no sólo eso, sino que está ilusionando a la afición que ya ve en él la megaestrella que Aimar nunca llegó a ser. También en Europa están empezando a conocer a Silva, que ha conseguido marcar en dos de los grandes templos futbolísticos europeos, San Siro y Stamford Bridge.

Si queréis conocer un poco más al muchacho, no os aconsejo que os dirijáis a la web del Valencia, a no ser que queráis saber poco más que su nombre (David Jiménez Silva), su altura (1,70 m) y su peso (67 kg).

David Silva nació en Arguineguín, Isla de Gran Canaria, el 8 de enero de 1986. Llegó al Valencia CF en el año 2000, pasando a formar parte de los equipos inferiores de la casa, y siendo internacional en todas las categorías inferiores (sub-15, sub-17, sub-19 y sub-21).

En 2004 su carrera da un grandísimo salto al convertirse en la gran figura de la Selección Española que ganó el Europeo sub-19. En la temporada 04/05 jugó cedido en la SD Eibar de la segunda división y debutó con la Selección sub-21. En la temporada siguiente, la 05/06, el Valencia lo cedió al Celta, y tras este periodo de cesiones, Silva vuelve al Valencia para formar parte de la primera plantilla.

Su primer partido con el Valencia fue en la pretemporada 06/07, contra el Go Ahead Eagles holandés, el 16 de julio. Ante su afición jugó el partido de presentación del Valencia contra el Charlton Athletic, el 29 de julio. Muy pronto se convierte en uno de los imprescindibles de Quique Sánchez Flores, y también se hace un hueco en la Selección Española absoluta con la que debuta el 15 de noviembre de 2006 contra Rumanía. Ha sido hasta la fecha 4 veces internacional.

 
At 11:08 p. m., Blogger Salanova said...

Y te superas día a día. SOy valenciano y no describiría al Valencia tan bien. Qué quiere que te diga, si es que tienes mas razón que un santo.

Saludos!

 
At 2:06 p. m., Anonymous Daniel Arias said...

Me centrare en Silva...Como culé os digo que pienso que el sustituto de Ronie no es otro que Silva. Es unico es visiónd ejuego, en desborde, tiene gol, para mi lo tiene todo. Lo siento Hoeman, por aquí somo smuchos los que queremos a Silva, así que atarlo bien...

 
At 4:15 p. m., Anonymous fernando said...

Sin duda, Silva ha sido el mejor jugador del Valencia durante esta temporada. Además, ha empezado con éxito su andadura en la selección española.

El Madrid se cubrió de gloria cuando lo rechazó en cadetes porque era bajito.

 
At 9:27 p. m., Blogger piterino said...

@calígula

No sé a qué te refieres exactamente. En Valencia llegó a dos finales consecutivas de Liga de Campeones y lideró la Liga en buena parte de la misma, pero nunca fue aceptado por su estilo rácano y defensivo.
Su segunda etapa en Mallorca no fue buena.

@shojan croif

Muy cierto eso que comentas. Pese a ello, siguen teniendo buenos jugadores, capaces de jugar con iniciativa y quizá debieran explorar esa dualidad ...
Gracias por tus palabras y por lo del Athletic!

@abraxas

Gracias por leerme y sobre todo por tu excelente aportación.

@salanova

Gracias. Que lo diga un valenciano y valencianista tiene mucho valor.

@daniel arias

No sé si yo iría tan lejos como para compararlo con Ronaldinho, pero sin duda ya es uno de los mejroes jugadores españoles.
Buen gusto demostramos los que le desearíamos ...

@fernando

Ha sido, en mi opinión, el mejor jugador español del año (quizá junto a Ramos) y uno de los mejores de la Liga. Da gusto verle jugar. Un saludo.

 
At 10:42 a. m., Blogger Landon Donovan said...

Y mira que no daba un duro por él ... lo veía un estilo Sisi que se acabaría perdiendo y si hubiera elegido entre él y Gavilán, sin duda me hubiera quedado con el segundo, pero ya has visto que el tiempo ha dicho lo contrario. Gran jugador.


Salu2

 

Publicar un comentario

<< Home