domingo, marzo 11, 2007

El defecto apasionante.


Un partido de fútbol nunca puede ser contado del todo, y tengo el convencimiento de que cuantos más ojos se fijan en él, más cosas quedan en el aire. Es el caso de un Clásico, que a fuerza de atraer miradas y pasiones, brinda sabrosos detalles al sol. Uno de tantos, que destaca por su relevancia sobre el desarrollo del partido de ayer, lo ofreció Rijkaard. Nuestros dos colosos llegaban al duelo lamiéndose aún las heridas sufridas en las batallas europeas pero el Barça tenía una ventaja comparativa que lo convertía en favorito indiscutido: un plan, una idea. Desde que comenzó la temporada, se hace difícil saber a qué va a jugar el Real Madrid, ni siquiera cómo y dónde va a defender o qué tipo de medios articularán el juego.

Como Rijkaard renunció a la fortaleza del Barcelona, terminó con la debilidad del Madrid. Cuando los once vestidos de blanco se asomaron al campo y vieron el sistema defensivo del rival, comprendieron que habían hallado un tesoro: les habían dibujado el plan del que carecían, un mapa inconfundible hacia el peligro, las instrucciones precisas para el punto de ignición.
El Barça enseñó al Madrid cómo atacarle, pero no cómo defenderle, y como es un equipo que aprende despacio porque no tiene la costumbre de escuchar, el partido estaba preparado para romperse en una serie de concesiones inauditas para el jolgorio general.

En las innumerables crónicas del Clásico que tendremos que leer y escuchar hoy, habrá frases tendenciosas, medias verdades e incluso magníficas apreciaciones. Pero seguro que encontramos dos adjetivos comunes: espectacular y vibrante.
El aficionado tiende a confundir el ritmo con la precipitación, la motivación con la ansiedad, los espacios con un buen pase y, en general, el fútbol vistoso con el buen fútbol. Como todo depende del cristal con que se mire, quien se sentó a ver el partido esperando una humillación y la caída de Capello como fruta madura sólo sintió alivio al final; quien soñaba con la muerte definitiva del modelo del Barça aún se lamenta pero se mantiene en su discurso; y los que auguraban kilates de buen fútbol a la vista de la nómina de jugadores sobre el césped, sólo encontraron refugio en Messi.
Foto: www.marca.com

Etiquetas:

5 Comments:

At 4:39 p. m., Blogger Javi said...

Gran post Piterino, como siempre. Vibrante y emocionante fue, so sin ninguna duda. Yo me esperaba un partido facil para el Barça, quizá no una humillación. El Madrid jugó uno de los mejores partidos del año, aunque con muchos problemas en la zaga, al igual que el Barça. Por lo demas, una figura que cada vez va a mas sobresalió por encima del resto. Leo Messi.

Saludos

 
At 7:00 p. m., Blogger La quinta del Buitre said...

@ piterino

Buen post Pedro, lo curioso es que el partido fue vibrante y emocionante, pero también desordenado e insoportable tácticamente hablando.
Messi es un fenómeno, un número uno mundial. En este momento, no veo a nadie a su nivel.


Un abrazo Pedro.

 
At 9:25 p. m., Blogger shojan fitzgerald cruyff said...

Muy acorde tu visión con lo que en verdad ocurrió. Y si, fue vibrante y emocionantísimo. Los aficionados de medio mundo se han debido divertir de lo lindo. Una pena que a Rijkaard no le entrara un ataque de cordura y hubiera zanjado las enormes lagunas recolocando la defensa en lugar de dar pie a la expulsión de Oleguer.

El Barça, fiel a su idiosincrasia de equipo hospitalario, y con el máximo rival, aún más.

Un saludo Pedro el Máquina.

 
At 5:03 p. m., Blogger piterino said...

@javi
Gracias. A mí también me pareció ver un Madrid mejorado, en cuanto han raseado la pelota y han tratado de combinar, con un once lógico han progresado. Pero claro, ahora esperamos a ver qué hacen frente a otra defensa que no deje tanto hueco ni tanto cabo suelto ...

@la quinta del buitre
Muchas veces, la falta de rigor no desagrada y el desorden normalmente excita.
Y sí, coincidimos, Messi es un fenómeno.
Saludos!

@shojan
Nunca sabremos qué partido habríamos visto con un Barça de regreso a sus fundamentos (4-3-3, Xavi o Iniesta banquillo y un medio defensivo) que no diera tanto espacio a la obtusa delantera madridista.

Saludos!

 
At 6:41 p. m., Blogger hoeman said...

Lo has clavado... una vez más.

 

Publicar un comentario

<< Home