miércoles, junio 07, 2006

De la lírica a Alemania.


La lírica futbolística no deja de ser una visión idealizada y bien contada de cómo nos gustaría que fuera este deporte, un regreso a la esencia más pura del mismo. En pocas palabras, una ficción. Y la verdad es que normalmente la realidad suele superar a la ficción, porque además no vivimos precisamente en un mundo en el que prime la imaginación.
En este blog se ha comentado ya en más de una ocasión el papel exagerador que juega el fútbol con respecto a la realidad. Si, por último, añadimos que el Mundial exagera a su vez el fútbol, por sus propias características y por todo lo que le rodea, imagínense lo que va de la lírica que contábamos al principio hasta el Mundial.

La lírica germana nos presenta un fútbol combativo, de fuerza física, de superioridad natural plasmada en una frase que pronunció una vez un inglés: "El fútbol es un deporte de once contra once en el que siempre ganan los alemanes". La realidad es que Alemania es uno de los grandes favoritos porque la historia real les avala y su condición de anfitrión les respalda. Veremos la distancia que hay de todo ello hasta levantar la Copa el 9 de julio.

Si hablamos de lírica, de esencia y de belleza, tenemos que hablar de Brasil sin remedio. Si hay un equipo que acerca al máximo la imaginación, la realidad, el fútbol y los Mundiales ése es el brasileño. Si mantienen durante siete partidos más esa unión mágica harán buenos los pronósticos que les señalan sin rubor como principales candidatos al triunfo en base a la enorme concentración de talento que aúnan (hasta tal punto que se puede afirmar, sin que resulte descabellado, que poseen casi tanto talento como todas las demás selecciones juntas).

Las más bellas historias futbolísticas inglesas se asientan sobre su condición de fundadores de este juego. Ellos son los creadores del fútbol, alí nació y creció este deporte, y representan la esencia más añeja y elegante a la vez de la pasión que nos envuelve. Otra cosa es que la realidad les acompañe (sólo han ganado una vez el Mundial, y fue el que se disputó en su "casa") y el fútbol considere justo exagerarlo todo para que se lleven el título.

Podríamos seguir hablando de selecciones favoritas a ser campeones del mundo desde este punto de vista, pero lo más interesante es fijarnos ahora en España. Nuestra épica habla de lucha, de tesón, de historia, de Furia ante todo. Pero la realidad es bien distinta: nos habla de un equipo joven, con ilusión, talentosa, de buen trato al balón y que posiblemente adolezca justo de carácter y experiencia. El fútbol nos ha puesto en un lugar a medio camino entre la mediocridad y la grandeza: no faltamos nunca a las grandes citas, pero allí nunca luchamos con los mejores.
¿Hacia dónde exagerará este Mundial el fútbol de España?¿Cuánta distancia hay entre nuestros sueños y la cruel realidad sobre el césped? Empieza el Mundial. Que aproveche.


Foto: AFP

2 Comments:

At 11:56 a. m., Blogger Elías said...

Estimado amigo Pedro.

Como siempre, haces que me sienta como en una nube cuando leo tus artículos, tu casi poética narración hace que el texto nos absorba y nos introduzca en el maravilloso mundo del fútbol. Pocos comentaros analíticos tengo que hacer, aunque no soy yo el más adecuado para opinar en tu blog, pero me ha parecido sublime.

Ahora te emplazo yo a que leas mi nuevo artículo de mi blog. Te gustará, te lo aseguro.

Un abrazo y gracias querido amigo.

 
At 2:02 p. m., Blogger piterino said...

Pues muchas gracias Elías,creo que exageras pero gracias. Sólo intento transmitir toda la pasión que me mueve a mí y a tantos miles a seguir tan de cerca este deporte.

Por descontado que leeré ese artículo. Un saludo!!!

 

Publicar un comentario

<< Home