jueves, mayo 11, 2006

Las cosas bien hechas.


Criticaba en este blog hace unas semanas el error constante que se viene cometiendo en el Real Madrid estos últimos años a la hora de construir y dar forma a un equipo. Pues bien, la final de la Copa de la UEFA de anoche sirve para escenificar justo lo contrario: cómo un equipo crece y crece sin parar cuando, partiendo de una buena idea, se toman decisiones acertadas y se trabaja sin pestañear (dejando a un lado los reveses iniciales) en esa dirección.

Como lo que más nos interesa es lo que ocurre sobre el césped, ahí nos centramos para unirnos al coro de alabanzas al Sevilla, que ha hecho historia plasmando en el campo un gran trabajo deportivo y de despacho, un proyecto sólido y sereno, una gran IDEA.
Si nos queremos centrar en lo estrictamente futbolístico, la política deportiva se ha basado, estos últimos años, en fichar bien y vender mejor, una fórmula inmejorable y que te reportará, a medio plazo, buenos resultados seguro.

Mucho se ha hablado y escrito sobre el buen "ojo" de Monchi trayendo a Alves, Adriano o Baptista, pero otros fichajes son igualmente acertados, denotan saber qué se quiere, qué se busca, cómo se necesita y, sobre todo, dónde encontrarlo. Porque acertado es traer a Maresca, cuyo nivel y calidad sólo necesitaban olvidarnos de sus escasos minutos en la Juve y del horrible año de la Fiore para salir a la luz; acertado es dar una meta a Palop, al que sólo otro portero de la talla de Cañizares arrebataba los titulares; acertado es acordarse de Escudé, que parecía quedarse "estancado"en la eterna juventud del Ajax, ...... Si además a todo ello acompaña una cantera de talentos del nivel de Reyes, Navas, Sergio Ramos, Kepa o Puerta nos encontramos ante un proyecto de enormes posibilidades.

Tantas y tantas decisiones acertadas han terminado por construir un equipo campeón, 58 años después. Partir de una buena idea, trabajar y hacer las cosas bien. El ABC del fútbol.
¡Enhorabuena, Sevilla!


Foto:Marca.com

2 Comments:

At 1:32 p. m., Blogger Ignasi Noguer said...

Un club rico se puede permitir el lujo de cometer errores en los fichajes, pero un club de la clase media, no. Si llega el error llegan los problemas económicos y la caída libre. El Sevilla es el ejemplo a seguir junto a otros como, por ejemplo, el Osasuna. Primero cuidar a la siempre infravalorada cantera y luego fichar bueno, bonito y barato. Después, hay que tomar decisiones como empresas y no con el corazón y vender caro cuando tienes la oportunidad. Ahí está el ejemplo de Sergio Ramos, Reyes y Baptista. Con la venta de 3 saneas el club y te traes a 6 o 7 para seguir creciendo. En cambio, casos como el de Joaquín son la muestra de lo que no se debe hacer. El Betis perdió la oportunidad de sacar gran tajada de su perla, y ahora la perla se ha hecho mayor y desea irse. ¿Sacarán 50 millones como hace dos temporadas? No.

Muy bien Sevilla, grandes Del Nido (aunque tenga un odio persecutorio hacia el FC Barcleona) y Monchi.

 
At 4:41 p. m., Blogger Chapu_Nocioni said...

Enorabuhena al Sevilla. Yo dije hace mucho tiempo, me cuelgo medallitas innecesarias, que serían los campeones de la UEFA precisamnete por lo que tu dices por el trabajao bien echo y porque saben fichar bien y lo que necesitan.

 

Publicar un comentario

<< Home