domingo, enero 20, 2008

Viva el fútbol.




Fútbol es gran crisol de sensaciones,
razas, culturas y religiones.
Una gatera, una locura, un vicio,
el más antiguo oficio,
capaz de conmover los corazones
al aire en mostradores sin servicio.


Fútbol cruel a la vez que delicado
camina la conciencia a nuestro lado.
No hay ruta, ni entrada ni salida,
el arte de la vida.
Morir sin ser feliz en el pecado
viviendo con la muerte compartida.

Vivir esta pasión es un derroche
de himnos hacia el cielo sin reproche.
Es el fútbol, la fiesta cotidiana,
si pierdes o si ganas.
Soñar en rojiblanco por las noches
y hacerlo realidad cada mañana.


Un domingo de enero. Día reservado al fútbol, mes dedicado a promesas de incierto futuro. En definitiva, un momento ideal para que todos reflexionemos un poco: desde el primer directivo hasta el último aficionado, el entrenador que más grita y el árbitro que menos escucha, periodistas, columnistas, presuntos expertos, y por supuesto los jugadores, que para eso definen el juego. Quienes viven en este mundo y quienes nos acercamos todo cuanto podemos mientras ruedan nuestras vidas.
Cada problema que rodea al fútbol es un síntoma de que nuestra pasión colectiva está expuesta a riesgos de desnaturalizarse y todos somos un poco responsables de que no suceda. Hagamos del fútbol un lugar donde tantas ilusiones depositadas alimenten sueños de porvenir.





The Beatles- Ticket to Ride


Etiquetas:

19 Comments:

At 2:58 p. m., Blogger La quinta del Buitre said...

Hermoso artículo Pedro. Los que se dedican al fútbol deberían saber que éste forma parte de nuestras vidas. ¿Es eso poco? Pues no.

Yo apostillaría que el fútbol, tiene el don de que no pierdas el niño que un día fuiste.


Un abrazo.

 
At 4:26 p. m., Blogger CALIGULA said...

Qué saben los presidentes, representantes e intermediarios de todo esto?
VIDEO:10.

Un abrazo Pedro!

 
At 5:52 p. m., Blogger Christian said...

AMÉN

 
At 7:57 p. m., Anonymous Anónimo said...

Estimado amigo Pedro:

Tu destreza a la hora de describir ciertos sentimientos futbolísticos cada día son mayores, y por eso te felicito, pero...

Ya sabes que no soy fan de poner el fútbol por encima de nada, soy mucho más pragmático que todo eso, y que un día baje o suba mi equipa no va a alterar mi régimen de vida, cosa que a muchos (incluido tú) les pasa.

El fútbol es un deporte bello, por impredecible y donde la probabilidad de que un partido lo gane el peor son más altas de lo normal. Porque queréis unir el disfrute con la pasión de unos colores, convertir el esfuerzo de 22 deportistas en una lucha épica... pero yo creo que es algo más sencillo. Sólo es fútbol, y por eso me gusta.

Un abrazo mi querido amigo Pedro y espero verte pronto.

Elías Alonso Aparicio

 
At 10:10 p. m., Blogger Alvaro said...

Precioso, Piterino. No hay nada que decir. Eres un fenómeno. Muy bueno, de verdad. No sé como te salen esas líneas.

Un abrazo.

 
At 12:12 a. m., Blogger Javi said...

Ahora encima eres poeta, lo tienes todo.

No diré que el fútbol lo es todo, porque no es así, pero si que muchas veces parece estar por encima de todo, y no dejas de pensar en otra cosa.

un saludo genio

 
At 5:37 p. m., Anonymous fernando said...

El fútbol es como la vida. Lo peor, el excesivo dinero que se mueve y la falta del romanticismo. Lo mejor, los goles.

un abrazo.

 
At 9:53 p. m., Blogger piterino said...

@la quinta del buitre

Gracias. Cierto, esto tiene tanto componente de ilusión que uno se emociona, sueña y llora como un niño.

@calígula

Saben poco, por desgracia. Un saludo!

@christian

Jeje, gracias.

@elías

Bueno, tampoco pretendo defender que el fútbol esté por encima de todas las cosas, afortunadamente mi vida va mucho más allá, aunque es cierto que me gustaría tomarme esto de otra manera. De todas formas, difícilmente puedes sentir que tu vida cambia o no si no eres de ningún equipo. Gracias y un abrazo.

@álvaro

Muchas gracias, de verdad.

@javi

Como le decía a Elías, sinceramente me gustaría tomármelo de otra manera, aunque por ahora no puedo.

@fernando

Para mí, nada como un gol, es cierto, pero nada también como la comunión entre un equipo, unas ideas y una gente. Hay imágenes, secuencias y momentos inolvidables en la historia del fútbol, aunque desgraciadamente, como todo, los hay horribles también.

Gracias a todos y un saludo!

 
At 10:09 p. m., Anonymous Silvi said...

Muy bonito tu post Pedro.

Me apunto a lo que dices entre todos deberíamos cuidar este deporte que de alguna manera amamos. Detrás de la pelota en un partido no hay sólo 22 jugadores, hay muchos corazones detrás y muchos sentimientos que tu has descrito perfectamente. Todos los que viven de él y los que disfrutamos con él debemos ser uno. El fútbol es magia, es alegría, es tristeza .... y un montón de cosas más.

Un beso.

pd. La canción para despertar sentimientos igual que el post, me quedo con la primera estrofa deseando que eso no pase con el fútbol y nunca se marche.

"I think I´m gonna be sad
I think it´s today, yeah
The girl that´s driving me mad
Is going away
She´s got a ticket to ride..."

Hasta luec!

 
At 8:24 p. m., Anonymous Anónimo said...

El fútbol sea del equipo que seas que hace nos alegra o ¿nos entristece la vida? No tengo respuesta a eso pero seguro que al menos nos la condiciona, en horas de salida en quedar con los colegas, en ir a los partidos, en las peleas con las novias porque vemos mucho jjajaa

Saludos y los Beatles molan. El video muy bueno allí en la nieve.

 
At 9:40 p. m., Blogger zaragocista said...

A mi me fastidia que el que tiene el carnet de futbolista/empresario/intermediario (osea, empresario) rompa las ilusiones del aficionado, que al fin y al cabo es el que mantiene vivo al fútbol.

Yo, los domignos por la tarde, cuando voy a la Romareda, adonde nunca dejo de ir, ni lo haré, me siento especial, tengo el privilegio de poder vivirlo. Pero algunos se empeñan en que no sea un privilegio, sino una tortura.


Un abrazo Piterino.

 
At 9:55 p. m., Blogger Carlos said...

poco puedo añadir yo a tu artículo Pedro. En dos palabras, im-presionante

Saludos

 
At 12:36 a. m., Blogger ARO GERALDES said...

En un partido de fútbol caben infinidad de novelescos episodios. Allí reconocemos la fuerza, la velocidad y la destreza del deportista. Pero también el engaño astuto del que amaga una conducta para decidirse por otra. Las sutiles intrigas que preceden al contragolpe. La nobleza y el coraje del que cincha sin renuncios.
La lealtad del que socorre a un compañero en dificultades. La traición del que lo abandona. La avaricia de los que no sueltan la pelota. Y en cada jugada, la hidalguía, la soberbia, la inteligencia, la cobardía, la estupidez, la injusticia, la suerte, la burla, la risa o el llanto.
Los Hombres Sensibles pensaban que el fútbol era el juego perfecto, y respetaban a los cracks tanto como a los artistas o a los héroes.

Las líneas de arriba las leí por primera vez hace 21 años y no volví a encontrar definiciones más aproximadas a cómo entiendo el fútbol. Pertenecen al cuento "Apuntes de fútbol en el barrio de Flores", editado en el libro "Crónicas del Ángel Gris", de Alejandro Dolina.

Me pareció un linda ocasión para compartirlos contigo Pedro, y con quienes tienen la suerte de naufragar en esta isla de emociones en medio de los bravos mares mercantilizados...

 
At 4:14 p. m., Blogger Juan José Mateo Socorro said...

Y aún hay gente que se pregunta qué le vemos a este deporte... en fin.

Saludos!

 
At 11:39 p. m., Blogger Jose David Lopez said...

Muy bonito Piterino, realmente uno se da cuenta de todo lo que significa el fútbol cuando se impone entre el arte.

 
At 12:03 a. m., Blogger piterino said...

@silvi

Precisamente los que somos conscientes de lo que siente y hace sentir el fútbol debemos asumir mayor responsabilidad, sobre todo aquéllos que tienen más posibilidades por formar parte de él.

@anónimo

Nos la condiciona, de eso no hay duda. Ahora bien, el equipo del que seas sí influye para el número de alegrías y decepciones que te llevas. Yo, personalmente, considero que el fútbol tiene una gran deuda conmigo.

@zaragocista

Digan lo que digan las acciones y los números, el Zaragoza sois los miles de aficionados como tú que sufrís con el club y el equipo y tenéis claro qué es y significa el Zaragoza, y no es de Agapito, ni de Pardeza ni mucho menos de un "Cabezón" ...

@carlos

Pues muchas gracias.

@aro geraldes

Como siempre, aportando más con la réplica que yo con el propio post, jeje. Las líneas que mencionas son para reflexionar de verdad, me apunto el nombre del libro para buscarlo después de los exámenes.

@juan josé mateo socorro

Ya sabes, "once tíos corriendo detrás del balón", "opio del pueblo" y demás desprecios ignorantes. Un saludo.

@jose david lópez

No tengo ninguna duda de que el fútbol es un producto cultural, digan lo que digan, y lo he defendido siempre, incluso ante profesores de Universidad.

Gracias y un saludo a tod@s!

 
At 4:56 p. m., Blogger Deuche said...

No es por lavarme las manos de todo, pero no coincido con eso de que todos somos responsables. Creo que lo peor que se puede hacer es naturalizar esa idea. Cada culpable está bien identificado. Lindas palabras, saludos...

 
At 6:11 p. m., Blogger piterino said...

@deuche

Por supuesto que no todos somos igual de responsables, pero sí creo que nos concierne a todos poner nuestro granito de arena dentro de nuestras posibilidades.
Yo, como aficionado, no puedo evitar que se enriquezcan oscuros intermediarios a espaldas de todos, pero puedo aportar otras cosas.
Un saludo.

 
At 8:49 p. m., Blogger hoeman said...

Gran reflexión, el fútbol se ha identificado con el resultado y lo que más bien importan son las sensaciones que te hacen sentir.

 

Publicar un comentario

<< Home