martes, agosto 22, 2006

Juguemos bien al fútbol.


Hablando de fútbol, uno siempre escucha o lee dos objetivos fundamentales que se presentan como El Dorado al unirse: ganar y jugar bien. Dos realidades que siempre están presentes en cualquier discurso futbolístico, profesional o aficionado. Hay quien cree que ganar sólo es consecuencia de jugar bien, quien se preocupa nada más que de ganar, olvidándose de idealismos, y no falta tampoco quien se centra en jugar bien, y está convencido de que con esa tónica llegarán las victorias. Al final, todo es cuestión de la realidad en que uno se fija, como todo.

Ganar es algo muy sencillo, al menos en teoría (otra cosa es lo necesario para ganar) :todos sabemos en qué consiste. Pero jugar bien es diferente : como toda sensación, es subjetivo, y a partir de aquí todos nos sentamos a discutir sin que exista razón absoluta. Muchos ven el único fútbol puro en las combinaciones verticales y virtuosas del Barcelona, en su propuesta y en su apuesta; pero es difícil resistirse al espectáculo del Chelsea golpeando al rival en dos toques o al rendimiento sensacional que extrae Benítez de sus jugadores en el Liverpool. Si se tienen delante muchas cosas bellas a la vez, cuesta decidir en qué fijarse bien.

Como el jugar bien no lo podemos explicar a fondo contentando a todos, podemos empezar por lo que viene antes y después de ello. Cuando un equipo imprime al partido el ritmo que le interesa, la temperatura del mismo le suele favorecer; y aquí los equipos de fútbol se comportan como auténticos seres vivos: ante un tiempo agradable, rinden.
Así que parece que tenemos el ritmo como causa y la temperatura como consecuencia; como el hábitat se ha vuelto confortable para el equipo, en medio de ambas debe encontrarse el jugar bien.

Ritmo y temperatura. Lógicamente, no a todos los equipos les agrada un ritmo muy alto ni un partido a cientos de grados; pero tampoco los ritmos pausados que conllevan partidos fríos y tediosos convienen absolutamente. De nuevo estamos ante las sensaciones y su carácter subjetivo: al final, y por muchas vueltas que le demos, el fútbol se mueve por impulsos parecidos en todo momento.
Queríamos comprender del todo en qué consiste eso de jugar bien y nos encontramos con que depende del estilo de cada uno: así te muestres cómodo y explotes tus virtudes (o escondas tus carencias) con un determinado perfil de partido, has de hacer todo lo posbile para que el choque discurra por esos derroteros.

Nos fijábamos antes en la causa y la consecuencia de jugar bien. El fútbol tiene muchas causas, y es a la vez una causa común (e indivisible) para todos los aficionados, pero el estilo sólo nos depara consecuencias. Por eso, todos tienen la obligación de jugarlo bien, de ser fieles a la causa. Roma no paga traidores.


Dibujo: LPO- www.elmundodeporte.com

13 Comments:

At 1:19 a. m., Blogger Paco Casal said...

Hoy en dia un equipo que gane y juegue bien es dificil encontrarlo. Quizas sea la actitud del equipo, de como venga. Pero hoy en dia van primeros los resultados que el mismo jogo bonito, el caso de Italia en la copa del mundo o Grecia, cuando salio campeon en la Eurocopa.

Mejor me defiendo, espero, y luego te la meto...jejeje!

 
At 1:23 a. m., Blogger Csai D. said...

Yo sólo entiendo el fútbol del Barcelona, del Manchester United, del Madrid de Valdano. E inclusive el del Chelsea a veces.

Ps: Estuve muy pendiente de tus comentarios sobre Eto'o. Por uno de ellos escribí el post. De todas formas, creo que eres muy duro con él.

 
At 1:57 p. m., Blogger hoeman said...

Chapeau de nuevo por el articulazo. Como todo es cuestion de gustos, todo muy subjetivo. A mi el (tan criticado) futbol de Benitez me parece una lección continua de cómo sacar magnífico rendimiento a un equipo que en teoría no es para tanto. Cada día aprendes cosas de él. Ojo, a veces tb se equivoca, como todos.

Lo importante en esta vida es ganar, por suerte o por desgracia.

 
At 4:19 p. m., Blogger piterino said...

@paco casal

Pues yo no creo que sea tan difícil; que gane y sea bonito y dé espectáculo sí es complicado.Pero que juegue bien no lo es tanto.

@csai d.

Pues es un honor que un comentario mío te inspirase a escribir. Es posible que sea duro con él si interviene mi antipatía, pero creo que he justificado con muchos hechos probados el porqué de mis críticas. Un gran jugador, muy grande, pero tiene cosas que no me gustan nada, entre otras, un afán de protagonismo, de ser siempre él el centro de atención.

Por el bien del Barça, espero equivocarme, pero ya hablaremos en unos años. Si ocurre, espero que te acuerdes de mí, jeje. Un saludo!

@hoeman

Está claro que lo que cuenta es si ganas o no ganas. Lo que yo quería dar vueltas es sobre la relación entre ganar y jugar bien, y qué es jugar bien al fútbol. De ahí el "chorizo" de post que me ha salido. Un saludo!

 
At 4:27 p. m., Blogger Csai D. said...

@Piterino

Espero que en unos años pueda decirte. Amigo, te equivocaste con el Gran Eto'o... Mientras, me toca agachar la cabeza por lo que sucedió el domingo. Como dije en el post... Lo que hizo sólo refuerza a las personas que tienen supsicacias sobre su carácter.

Abordando este tema, me gusta que sea una persona que genere polémica. Esa chispa siempre es necesaria, aunque resulta inútil si se manifesta es la pataleta del domingo

 
At 4:41 p. m., Blogger Rodrigo Marciel said...

el barça de rikjaard ha demostrado que se puede ganar y jugar bien y además se campeones de europa

 
At 7:52 p. m., Blogger Javier Trinidad said...

El Bará de Rijkaard conjuga los dos estilos, ahí radica el éxito de este equipo. Por un lado, una fascinante circulación del balón. Por otro, una presión axfisiante juntando mucho las líneas.

Un saludo

 
At 12:03 a. m., Blogger kai25 said...

Las formas de jugar importa, pero al final los resultados haran que a uno u otro equipo sea el que se recuerde con el paso del tiempo.
Es la tipica cuestión moral de si el fin justifica los medios...
Saludos

 
At 12:48 a. m., Blogger piterino said...

@rodrigo marciel

Pues sí, el Barça se ha convertido en una esperanza de ejemplo.

@Trinidad

Es verdad que conjuga los dos estilos, pero yo creo que hay más estilos de jugar, hay muchísimos. De ahí el sentido del post.

@kai25

Desde luego, eso desde luego. Yo ni tan siquiera hablaba de si el fin justifica los medios o no, sino de cuándo podemos decir que un equipo juega bien al fútbol.

 
At 10:23 a. m., Blogger Elías said...

Queridísimo amigo Pedro:

De nuevo un gran post que nos suscita a preguntarnos sobre otro de los eternos dilemas del fútbol moderno. Cada vez está más arraigado en Europa, que si se cuenta con un entrenador, ya se sabe como va a jugar el equipo, se sabe con Capello por ejemplo, el Madrid de este año ni de broma va a ser el de hace 2 años, y eso que están casi los mismos jugadores. Es la apuesta firme por un estilo de juego totalmente defensivo.

Pero para los que nos gusta realmente el fútbol, y no seguimos ni colores ni camisetas, sólo nos puede gustar ver el fútbol que exhiben los ya mencionados Barça, Chelsea e incluso el Villarreal que nos encandiló en la Champions League.

Un abrazo y sigue así querido amigo.

P.D.: A ver si me escribes algo en mi espacio, que ya te echo de menos.

 
At 2:05 p. m., Blogger hoeman said...

Pue si, parece que nos hemos desviado de la intención del post. No estoy de acuerdo con Elías, yo no sólo quiero ver espectaulo a nivel técnico, también a nivel táctico y físico. Por eso, lo del buen juego es relativo. A mi me parece tan bueno un regate de Messi como una falta táctica de Albelda o una salida con el balón controlado de Albiol. Cada uno cumple su función, muy importante en cualquier equipo, y pienso que en el equilibrio está la clave. Para mi eso también es futbol bonito. Cada equipo debe sabaer cuales son sus limitaciones y esconderlas lo máximo.

 
At 5:02 p. m., Blogger piterino said...

Totalmente de acuerdo con Hoeman. Y precisamente ése era un poco el sentido (o uno de los sentidos) de este post. Primero que jugar bien al fútbol no es sólo hacerlo "bonito", sino de manera que tus virtudes se impongan en el campo y tus defectos queden ocultos sin que el rival te golpee en ellos.

Y otra cosa con la que no estoy de acuerdo y se ha comentado: el tema de las etiquetas. Tal entrenador: juego defensivo. Es que eso del juego "defensivo" u "ofensivo" es tan relativo como cualquier otra cosa en el fútbol. Yo valoro exacatamente igual el trabajo de los tres puntas del Barça en la presión que sus combinaciones en la frontal, porque me parecen igual de importantes para el equipo. Y así multitud de detalles.

Un saludo y gracias a todos!

 
At 5:03 p. m., Blogger zaragocista said...

Yo no creo que el buen futbol esté reñido con el espectaculo.
El Barsa de Rijkaard juega a lo que saben los jugadores de su plantilla, a jugar bien, por el centro y a base de juego a primer toque.
Yo espero que el Zaragoza gane mucho este año, de lo que estoy seguro es de que jugará bien.

 

Publicar un comentario

<< Home