martes, julio 25, 2006

Despojada y deshonrada.


Suele decirse que toda acción criminal lleva aparejadas consecuencias criminales: convierte en criminal todo lo que le rodea. Ahora que hemos sabido que sólo la Juve va a perder la categoría a causa del Moggi-gate y que el Milan podrá jugar incluso la Liga de Campeones, ya tenemos todos nuestras conclusiones preparadas.
Cualquiera que vea en la trampa un atajo conveniente, un motivo de vano orgullo o incluso un mal necesario debería saber que la ira del fútbol se volverá contra él llegado el momento. Lotito, Moggi, Nedved, la hinchada bianconera, ... Responsables y daños colaterales de la más que justificada ira del fútbol. Yendo un poco más allá de la estafa al aficionado y al propio deporte, la verdad es que duele ver a la Juventus donde está y como está.

Esta Juve recuerda mucho a María Antonieta: la han desalojado del pedestal en que vivía, le han arrancado de cuajo su grandeza, han borrado el brillo ornamental de su perfil. La admirada y venerable Vecchia Signora llora desconsolada en su torreón presidiario y busca pero no encuentra su peluca espectacular y sus ropajes dorados. Desposeída de sus títulos y humillada ante las élites, asiste pesarosa a la lucha de los otros nobles por llevarse los últimos vestigios de su gloria (así, Barça y Real Madrid ya se han marchado con su porción correspondiente). Verdaderamente admirable es lo de Buffon y Del Piero, que han jurado lealtad a la Signora cuando más vale el gesto. Son los auténticos restos del naufragio.

El momento más esplendoros del fútbol italiano esconde en parte esta dura realidad. Dura y penosa, porque aquí salimos todos perdiendo. Los implicados, la propia imagen del calcio, los aficionados, la propia Champions. Por eso y porque al verdadero aficionado al fútbol le desagrada ver a un "grande" de verdad en esa situación, todo esto nos duele.

La guillotina ya ha caído, la sentencia revolucionaria se ejecutó. Ahora le toca a la Juve recoger su cabeza y volver a colocarla en su sitio, y demostrar así que debajo de esa peluca lustrosa y esos ropajes dorados hay una gran señora, y no la achacosa mujer que algunos creen adivinar.


Foto: www.juventus.it

4 Comments:

At 11:45 a. m., Blogger hoeman said...

Lo peor de todo para retomar el rumbo son los -30 con los que va a empezar, lo que hace que como máximo pueda pensar en la permanencia.

Porque si lo piensas detenido me parece que Cannavaro y Emerson por 23 kilos y Thuram por 5 me parece buenas ventas. Sobre todo teniendo en cuenta que se ahorran sus astronómicas fichas y ya eran hombres a los que cada vez les queda menos futbol. Lo de Zambrotta ya es otra historia (predilección personal).

Aún les falta por deshacerse algunas "cargas". Y lo de Buffon me quedan mis dudas, ¿si no ascienden este año tb seguirá? No sé yo...

 
At 11:55 a. m., Blogger hoeman said...

Acabo de leer que empieza con -17, entonces si que se puede slavar e incluso ascender.

 
At 6:54 p. m., Blogger piterino said...

Está claro que las operaciones han sido excelentes desde el punto de vista económico. Me quería referir un poco más a la propia imagen del club y su situación deportiva: en Serie B, dos (o tres) años fuera de Europa, ... Si ya iba poca gente a Delle Alpi el año pasado cuando estaban en la élite (¡8.000! personas nada más en Champions ante el Bremen...¡y había que remontar unos octavos europeos!) imagínate éste... o igual no, igual empieza a ir mucha más gente. El fútbol está medio loco, y el italiano más.

 
At 7:08 p. m., Blogger David said...

Leí en una web sobre estadios que la Juventus había proyectado uno pequeño (de 30.000 espectadores). Pero no he buscado más del tema.

 

Publicar un comentario

<< Home